Publicidad para la nostalgia. Caniffa y Parvodog

Al revisar las hemerotecas, salen a la luz viejas revistas con artículos de autores noveles que hoy son respetables profesionales de la veterinaria o de viejos profesores ya retirados o, por razón de la ley natural, desaparecidos. Las primeras revistas veterinarias en España vieron la luz, que yo recuerde, allá por los años 80 del pasado siglo. Me refiero a las publicaciones con un enfoque comercial, que fueran capaces de servir de soporte a anuncios publicitarios, porque hasta entonces prácticamente solo existían los anales de las asociaciones y de las facultades.

Canis y Felis, Bovis, Medicina Veterinaria, la edición española de Veterinary Records, etc. fueron apareciendo en esa década, que marcó la modernización tras la transición, como vehículo de comunicación para el sector veterinario. Más tarde vinieron las que hoy son líderes en el mercado: Albéitar, Argos, Suis, Consulta… unas continúan acudiendo a los buzones de los suscriptores, otras ya desaparecieron.

Gracias a todas ellas se pudo comenzar a hablar en Veterinaria de campañas de publicidad porque fueron los primeros soportes capaces de difundir un mensaje de forma masiva, tan masiva como necesitaba la industria. Los Mass Media veterinarios.

Hoy nos hace gracia ver aquellos anuncios, pioneros en la manera de difundir un mensaje a los veterinarios apoyándose en un medio que, desde entonces, no ha dejado de tener vigencia.

Sirva esta sección del blog como homenaje a estos pioneros: anunciantes, editores , autores y publicitarios que creyeron en uno de los canales estrella de la comunicación veterinaria.

anuncio de la vacuna caniffa parvodog

Un anuncio que presenta el producto con toda la ingenuidad pero con cierta potencia visual por su sencillez.. Información directa. Cierto que el diseño tipográfico y gráfico no es para darle un premio, pero el anunciante y el creador del anuncio han entendido perfectamente algo que hoy se pasa por alto en muchas ocasiones: en un anuncio, por grande que sea, no cabe más de un mensaje. En este caso el mensaje es claro, sin ambigüedades: “le ofrecemos una gama de vacunas caninas para proteger al perro de ciertas  enfermedades”. Un económico blanco y negro (que en aquellos años no era tan económico) para transmitir el mensaje de forma clara.

Qué tiempos aquellos en los que bastaba informar. Sin necesidad de ofrecer mucho más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s