Archivo mensual: marzo 2012

Transmedia o cómo las marcas pueden contar historias de forma más eficaz

Un anuncio, los carteles del stand de la feria, un díptico, el espacio en una página web… todos nos lanzan el mismo mensaje. Machacón. Insistente. Repitiendo su propuesta en tantos medios como nos sea posible. Todo un clásico. Este ha sido en muchas ocasiones el método que ha utilizado la publicidad para cumplir el objetivo: posicionar un producto o marca en la mente de nuestro público.

Hoy las cosas son diferentes: veterinarios, propietarios, ganaderos, nuestra audiencia en general demanda nuevos contenidos presentados de una forma más interactiva, quiere experiencias más participativas.

Yo diría que nuestro sector ha sido pionero, dentro de sus posibilidades, en salir de esta espiral publicitaria y junto con los mensajes repetitivos ha ofrecido a los técnicos charlas, estudios, herramientas que le ayudan en su trabajo… Ha utilizado otros medios para enviar su mensaje, completarlo y enriquecerlo.

Ahora los canales de comunicación se multiplican y todas las marcas ven la necesidad de interactuar con su target en los diferentes puntos de contacto. Sin “machacarles”, pues ahora se trata de conversaciones y el antes receptor puede soltarnos ese viejo aforismo que los publicitarios siempre deberíamos tener presente “no me molestes mientras te ignoro”. Para ayudarnos a organizar toda esta complejidad surge un concepto: la narrativa transmedia. 

¿En qué consiste la técnica transmedia?

Contar historias en torno a la marca es la mejor manera para establecer vínculos con nuestra audiencia. El transmedia o el transmedia storytelling es una nueva forma de contar historias mediante un hilo narrativo que unifica las experiencias de comunicación mientras se van desarrollando a través de varios medios o plataformas.

Como comentaba más arriba, es lo que en veterinaria hemos venido haciendo cuando hemos combinado la información de un anuncio con un artículo, folletos y charlas… Ahora hay más canales y este concepto nos puede ayudar a organizar nuestras campañas desde el punto de vista argumental.

¿Qué ofrece transmedia para el marketing y la comunicación veterinaria y cómo se hace?

En nuestro sector cada lanzamiento o reposicionamiento de producto tiene una historia detrás, no nos la tenemos que inventar (como ocurre en otros sectores, ahí tenemos los refrescos y la felicidad por poner un ejemplo): hay contenidos, experiencias, líderes de opinión que nos ofrecen su punto de vista, ensayos clínicos, comparativas, resultados, testimonios sobre el empleo de productos… La historia la tenemos, sólo debemos organizar los capítulos.

Con esta técnica narrativa podemos aglutinar a nuestra audiencia en torno al tema que nos interesa difundir y, me atrevería a decir, es un método que, bien aplicado, llega a levantar pasiones sobre el objeto de nuestra publicidad (si aún se me permite utilizar este término). Cuando la comunicación puede ser vista como una interrupción o como una repetición, la comunicación transmedia aparece para echarle una mano y conseguir generar contenido de marca de alto nivel.

Hay que diseñar una historia, desmenuzarla en sus partes. Cada una de las partes va a ser difundida mediante el canal más adecuado: revistas, página web, charlas y seminarios, vídeo en internet, visita del delegado… Vamos a contactar con la audiencia en muchos canales y cada punto de contacto, gracias a la planificación transmedia, debe ser un impacto que amplía y enriquece las anteriores experiencias de comunicación. Un requisito importante: extraer el valor de cada medio, el contenido y la creatividad debe adaptarse a cada medio ya que  buscamos experiencias diferentes (un anuncio debe emocionar y mover a la siguiente acción y un folleto o charla debe ampliar la información sobre el producto, la marca y su entorno de actuación, no nos comportamos igual cuando buscamos una información en un white paper que cuando lo hacemos en una web).

El transmedia obliga a realizar comunicación integrada de verdad.

Con esta técnica el  usuario debe ser estimulado para saber más. Y todas las partes son responsables de contribuir a un todo y ponerse cada una de ellas al servicio de la historia que nuestra marca quiere transmitir. Eso no es otra cosa que comunicación integrada. Además, se trata de que el hilo narrativo sea como en las comedias de situación que están de moda en televisión, no seguir la historia al completo no penaliza y cada “capítulo” tiene un principio y un final.

Como internet se ha metido en nuestras vidas y  en nuestro trabajo, siempre que podamos las diversas partes deben ser interactivas. Hay que contar una historia, sí, pero en la que participe nuestra audiencia. Ahora es posible.

¿Todo debe ser transmedia?

Rotúndamente no. Transmedia no funciona cuando se trata de comunicar un mensaje muy concreto, o realizar ofertas o promociones. Funciona cuando tenemos una historia construida a partir de hechos, valores y puntos de vista, que es lo habitual en el sector zoosanitario.

En torno a un antiinflamatorio indicado para perros hay una historia de bienestar, cuidados geriátricos, conocimientos sobre el dolor… Alrededor de un antibiótico para combatir el SRB está la compleja historia de la salud pulmonar, rentabilidad de la granja, etc.

Como veis, no estamos hablando de nada tremendamente novedoso, pues de forma intuitiva hemos aplicado la narrativa transmedia en muchas acciones de comunicación en veterinaria. Se trata de un concepto que nos permite abordar el problema con otro punto de vista y colocar el foco en la integración, crossmedia o 360º (como queramos llamar a la visión global de la comunicación) para explotar al máximo cada canal.

¿Te atreves con el enfoque transmedia? ¿Te parece un concepto útil?

Por si ayuda a aclarar este concepto he elaborado un pequeño esquema que puede servir de ejemplo de un hipotético caso de comunicación y cómo se desarrollaría mediante la técnica transmedia. En el esquema se podrían incorporar todos los canales necesarios que permitieran contactar con la audiencia y enriquecer la historia (emailing, descarga de material técnico, asistencia a un congreso o taller…).

Narrativa transmedia en comunicación veterinaria

Anuncios

12 anuncios de condroprotectores

Comienzo una nueva serie de post en la que mostraré selecciones de anuncios sobre fármacos con la misma o parecida función. Opino que es muy ilustrativo poder comparar diferentes formas de afrontar un problema similar de comunicación y, en ocasiones, en diferentes países, lo que nos da una idea de la importancia que tiene la localización de los mensajes publlicitarios. Estrenan esta colección de post los condroprotectores.

Los condroprotectores son productos que no requieren prescripción facultativa. Por tanto no se necesita receta ni es obligatorio que en sus anuncios aparezcan las fichas técnicas con un cuerpo de letra ilegible para cumplir con una normativa más (que en este caso no sirve para mucho dado que en los anuncios las fichas técnicas se leen a duras penas).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Son sustancias que protegen a la articulación y retrasan su degeneración (edad, desgaste por ejercicio excesivo…). Actúan sobre el cartílago articular principalmente pero pueden contener componentes que ejerzan su acción sobre el hueso subcondral y la membrana articular. De esta manera se trata de detener el avance de la artrosis.

En esta selección de anuncios vemos soluciones de diferentes tonos: cómico, científico… pero predomina el mensaje-beneficio: la movilidad del perro representada por animales con movimientos muy activos. ¿Qué te parece esta selección? ¿Echas de menos algún mensaje que te parezca oportuno para este tipo de medicamentos?

OMExpo, actualidad en marketing digital. ¿En qué afectará a la comunicación veterinaria?

Un par de intensos días de moqueta y asientos antiergonómicos para asistir en Madrid a la celebración del mayor congreso de marketing digital.  Docenas de charlas de los principales expertos para tener una visión de hacia donde vamos en marketing y comunicación. Evidentemente, hacia lo digital.

Las conclusiones oficiales, incluso oficiosas del congreso serán ampliamente difundidas en los medios por lo que en este post voy a dar mi opinión particular sobre la manera en que las nuevas tendencias, herramientas y avances van a afectar a la comunicación veterinaria: cómo la industria va a acompañar al veterinario en su labor de prescripción, la forma en que las clínicas y los profesionales van a interactuar con sus clientes y, en general, la manera en que el sector va a poder relacionarse con toda la sociedad.

  1. Las agencias que ofrecen los servicios a las empresas tendrán que ser cada vez más “online”. Sus estructuras y recursos deberán estar adaptadas a las nuevas tendencias: profesionales expertos en Social Media e internet, tecnologías digitales… Con el menor número de intermediarios posible.
  2. El vídeo debe incorporarse a los planes de comunicación. Los contenidos audiovisuales van a ser muy demandados. En veterinaria es de esperar que alcancen un gran protagonismo porque es la mejor manera de presentar muchos procesos, casos, instrucciones de uso, etc. a nuestra audiencia, tanto si se trata de técnicos como si nos dirigimos a propietarios o ganaderos.
  3. El marketing en móviles es imparable. SMS, webs adaptadas a los móviles con la información simplificada, App’s. El paradigma es el veterinario “de campo”, antes aislado, ahora siempre conectado.
  4. Las redes sociales son el lugar donde vamos a encontrar a los usuarios. Nuestro sector tendrá que aprender a gestionar las conversaciones y las relaciones en un lugar donde se mezclan intereses y emociones. Facebook, Twitter y las redes sociales especializadas ya están mostrando su capacidad. Habrá que quitarse los miedos y dejar que las relaciones den lugar a campañas de comunicación y no como hasta ahora, campañas cuya misión era establecer relaciones.
  5. Las mediciones toman protagonismo. Ya no solamente hablaremos de CTR, CPM, etc. sino que comenzaremos a tener en cuenta, por ejemplo, la influencia que somos capaces de ejercer con nuestros contenidos y con acciones de engagement.
  6. El marketing de contenidos es protagonista del nuevo escenario. En veterinaria somos expertos. Ahora tenemos que trabajar para aplicarlo de forma óptima a los formatos digitales para que aporten valor a nuestro target: emailing, banners, publicidad display rich media, webs…
  7. Integración, crossmedia, 360º, muchos términos que se refieren a un hecho: el usuario es uno y los canales muchos. Hay que manejarlos con tácticas que permitan unificar la comunicación. En veterinaria los medios digitales son una oportunidad para apoyar la visita del delegado y para alcanzar a los propietarios y ganaderos en entornos donde se están desarrollado conversaciones alrededor de temas de interés. Los medios convencionales ayudarán a la difusión de los contenidos en las redes.
  8. Las Apps complementan las estrategias de medios online. Las aplicaciones veterinarias (MyPetEd o iDIA Diagnostic Imaging Atlas) empiezan a ver la luz y constituyen herramientas capaces de distribuir contenidos de producto y marca. Una oportunidad para enriquecer la experiencia del cliente a través de nuestras marcas como creadoras de este tipo de recursos.
  9. La creatividad seguirá siendo un factor determinante para establecer conexiones emocionales independientemente del soporte.  La gran cantidad de herramientas y canales obligará a aplicar también la creatividad en la planificación de los medios.
  10. Nuevos conceptos en marketing que habrá que incorporar. El que más me llamó la atención es el e-bussiness con el que se trataba de explicar que en digital el marketing y la comunicación no se puede desligar del objetivo último que es vender. Quizá no haya que concebir  el proceso por fases, es un continuum.

A partir de ahora, tendremos que estar atentos a cómo se va desarrollando el mundo de la comunicación y el marketing digital en el sector zoosanitario. ¿Estás preparado para abordarlo con confianza? ¿o te parece que aún le queda mucho a la veterinaria para operar en el mundo digital?

Publicidad para la nostalgia: Ivomec

Quién dijo que los anuncios no se leen. Estoy de acuerdo con los grandes de la publicidad: el público lee los anuncios si lo que dicen interesa. Este anuncio se publicó cuando hacía un año que el producto había aparecido. Era una novedad y las novedades interesan.

Anuncio ivomec

10 Razones para que tu clínica veterinaria esté en Facebook

De momento Facebook se mantiene como la red social de referencia donde las personas comparten aficiones, gustos e intereses. Existen dos maneras básicas de estar en esta red social: con un perfil personal y mediante una página de fans. Ambas son gratuitas.

Cuando se tiene un negocio como una clínica veterinaria lo que hay que emplear para que la empresa tenga presencia en Facebook es una página. Su reglamentación lo especifica claramente: “Los perfiles representan a individuos y se deben mantener bajo un nombre individual, mientras que las páginas permiten a una organización, empresa, famoso o marca mantener una presencia profesional en Facebook.” Abrir y configurar una página de Facebook es muy sencillo, apenas lleva media hora, y los beneficios pueden ser enormes.

La importancia de tener una página de la cínica veterinaria en Facebook

Facebook brinda la oportunidad a las marcas, como tu clínica veterinaria, de conectar con el corazón de sus clientes. Una vez que has llegado a su corazón, a enamorarles, vender tus servicios va a ser más fácil.

Además de que, cada vez más, es un lugar donde están nuestros clientes y potenciales clientes, tener una página de Facebook nos puede ayudar en el negocio de varias maneras:

1. Mi clínica va a ser más visible. La página es accesible a todo el mundo, no hace falta que sean “amigos”. Si lo que ven les interesa harán un “me gusta” y establecerás un contacto más estrecho con ella. Las redes tienen un efecto viral, porque lo que comente un usuario va a ser visto por sus amigos que podrán sentir curiosidad o interés por conocer la clínica.

2. Aprovecharé a los fans de mi clínica. Serán los mejores prescriptores de tu negocio. Ahora son las personas las que ejercen una gran influencia sobre otras personas. ¿No te influyen a ti mismo los comentarios de los clientes de un hotel cuando estás buscando dónde alojarte?

Si hacemos las cosas bien obtendremos lo que se llama “Brand Advocates” o defensores de nuestra marca. Suelen ser personas muy activas en las redes que adoptan el papel de consejeros del resto de la comunidad.

3. Voy a poder difundir contenidos: consejos, llamadas a planes sanitarios, etc. Las páginas tienen un buen posicionamiento en la red. Eso te da oportunidades para que te encuentre alguien. También puedo incluir vídeos presentando nuevos servicios de la clínica y mostrando su funcionamiento. El lenguaje audiovisual tiene un efecto asombroso sobre las intenciones de compra de un servicio o producto. No hace falta ser Spielberg, basta un vídeo claro y breve.

4. Sabré lo que opinan mis clientes. En las redes sociales los usuarios de servicios y productos “se sueltan”. La información que puedo recoger de las conversaciones que se mantienen en la red sobre mi clínica y su entorno me pueden ayudar e inspirar para adaptar los servicios y lograr una mayor satisfacción de los clientes. Nunca antes en la historia de la comunicación habíamos tenido tanta información acerca de lo que quiere el cliente.

5. Puedo transmitir información de mis servicios a los clientes con mensajes específicos. Se puede publicar en el muro de la página o contratar historias patrocinadas, que son conversaciones de tus clientes dando recomendaciones. El nivel de segmentación que se puede alcanzar es increíble. Puedes dirigirte a los dueños de cachorros, de animales geriátricos, a los que hay que revacunar, a los dueños de gatos…

6. Atraeré más tráfico a la web de mi clínica. Mediante enlaces puedo hacer que los usuarios “aterricen” en las páginas de mi web donde les amplio la información, les ofrezco mis servicios…

7. Puedo agregar aplicaciones: concursos, galerías de fotos, blogs, enlaces a otros medios sociales como Twitter o You tube… De esta manera puedo completar mi estrategia de marketing en internet.

8. Organizaré foros entre mis seguidores. Así incrementaré la conexión y la interacción con mis clientes. Hablar de los temas que les interesan conseguirá una mayor fidelización y pertenencia a la marca de mi clínica. La red social ayuda a fortalecer las relaciones con el cliente.

9. Podré gestionar los problemas y facilitar soluciones. Y lo podré hacer a la vista de todos. Una buena gestión de una queja en las redes sociales convierte una protesta en una ventaja si actúo con transparencia y sinceridad. Además da mucho poder a los veterinarios para acallar rumores o desmontar mitos sobre la salud de los animales.

10. Tengo una herramienta de marketing que no hubiera imaginado. Puedo acceder a informes estadísticos con información sobre los usuarios de mi página que aprovecharé para mis acciones de marketing. Además, el seguimiento (monitorización) de las conversaciones me indicará cuáles son los intereses de mis clientes y actuar en consecuencia. Si detecto, por ejemplo, una preocupación por la higiene bucal, plantearé un servicio “premium” para  realizar revisiones orales, ofreceré contenidos sobre este tema, programaré seminarios para el cuidado de la cavidad bucal…

La página de Facebook es gratis, pero no nos engañemos, para conseguir todo esto indudablemente hay que dedicar tiempo y esfuerzo. Las claves son:

  • Aportar comentarios con contenidos interesantes. Los usuarios de las redes están  deseosos de obtener contenidos personalizados.
  • Establecer conversaciones bidireccionales. Responde a todos sus comentarios. No quiere decir, por supuesto, que realices consultas veterinarias en la red sino que simplemente atiendas el comentario (la respuesta ante una consulta facultativa puede y debe ser la invitación a acudir a la clínica a recibir el servicio veterinario).
  • Respetar las normas de Facebook para no tener problemas. No es un sitio para hacer publicidad directa sino para dar consejos, facilitar información, dialogar…
  • Y por último, promocionar tu página en carteles en la clínica, en tarjetas, en los materiales que entregues al cliente…
¿Ya tienes tu página de Facebook para los fans de tus servicios veterinarios? ¿A qué esperas?


Creatividad, valor seguro: un proceso en 4 etapas

Hace algunas semanas escribía en este blog una guía para afrontar una campaña de forma creativa “Decálogo del Product Manager para plantear una campaña de forma creativa“. El objetivo era expresar que la creatividad comienza mucho antes de la intervención de la agencia de comunicación.

En el punto 10 de estos particulares y personales “mandamientos” lanzaba un llamamiento a la apertura de la creatividad al mundo digital. En algunos foros se ha sugerido que la creatividad en los nuevos medios y entornos: redes sociales, web, videomarketing… ya no es tan necesaria o, en cualquier caso, puede ser más espontánea e intuitiva.

Desde mi punto de vista el proceso creativo es insustituible. En cualquier actividad y proyecto, pero en comunicación más. Por eso es la única profesión que conozco que ha denominado a uno de sus oficios “creativo”.

La creatividad permite que la historia del producto sea bien acogida y aprendida por nuestro público. Lo contrario es un sermón y sermonear es muy aburrido.

No es la primera vez que el mundo de la comunicación se enfrenta a la aparición de tecnologías disruptivas, Irene Rico publicó un acertado análisis en el que recordaba cómo el cine permitió integrar las otras seis expresiones artísticas tradicionales convirtiéndose en el séptimo arte. La expresión multimedia integra a las siete formas anteriores y permite una interacción jamás soñada ¿el octavo arte? Aparte de estas valoraciones, lo que no tiene discusión es que el protagonista sigue siendo el contenido, el mensaje, que necesita un hilo narrativo y eso que llamamos “creatividad en comunicación”

Junto con mis compañeros de Grupo Asís siempre he tenido muy claro cuál es la misión de la comunicación publicitaria: llegar con un mensaje a un público concreto, con motivaciones propias y en el marco de una estrategia de marketing previamente definida. Creatividad con imaginación, sí, pero adaptada al mercado pretendido, al producto o servicio que hay que promocionar y a los individuos a los que se dirige. ¡Cuidado! no sirve de nada  hacer un trabajo atractivo y original pero al margen de lo que había que contar a las personas que tenemos en el punto de mira.

Por toda estas razones considero que es necesario un proceso. El que empleamos en nuestro trabajo viene de la experiencia adquirida en una agencia de publicidad tradicional con mis mentores en esta profesión (Juan José  Fernández y Vicente Almazán) y del estudio de los trabajos que a finales de los años 80 publicó el publicitario francés Henri Joannis y que hemos adaptado a las necesidades peculiares de la publicidad en veterinaria:

proceso creativo para una campaña de publcidad

El eje diagonal de esta Z creativa son cuatro pasos que configuran una técnica que da como resultado un trabajo profesional y evita el riesgo de aceptar “brillantes” ideas al margen de los objetivos.

1. Formulamos la estrategia publicitaria

En la práctica la formulamos así: “En el mercado veterinario hay unas necesidades definidas de la siguiente manera… ej. controlar determinada enfermedad infecciosa… Existe un segmento del mercado, (veterinarios, propietarios, ganaderos) que no está completamente satisfecho con lo que les ofrece la industria. Vista esta situación vamos a intentar obtener un cambio de actitud, de comportamiento por medio de un producto, servicio o marca presentado mediante un ángulo que motive a nuestro público objetivo”

Así, en esta primera etapa tengo claro ¿qué satisfacción quiero comunicar? ¿cuál es mi promesa?, sea ésta material o inmaterial Ej. un tiempo de acción del antibiótico más prologado, rapidez de acción o comodidad de uso.

Para elaborar el briefing conviene observar que si tenemos una estrategia de marketing estructurada por la compañía y la adaptamos en términos de publicidad para exponerla a los creativos, evitaremos hacer comunicación al margen del problema.

¡Atención!: si se exige que cada punto de la estrategia aparezca directa y claramente escrita en la creación publicitaria (en el anuncio por ejemplo) tendremos un anuncio apagado e ineficaz. El contenido de la creación no es el contenido de la estrategia, el contenido de la creación es el que motivará al público hacia los objetivos de la estrategia.

2. Establecemos el eje de comunicación

Un eje debe tener una serie de características: que sea poderoso y que no lo haya empleado la competencia. Que este ligado a una característica diferencial y que sea cierto. Alguien dijo que en última instancia la publicidad se nutre antes de buenos productos que de buenas ideas.

Así que tenemos que poner una etiqueta a la satisfacción que nos ha marcado la estrategia, con la que estimularemos una motivación o eliminaremos un freno. El eje tiene que contestar a la pregunta ¿Qué quiero conseguir con el mensaje? Ej. comunicar que vas a tener más tiempo libre si tratas con tal producto, o más tranquilidad, o te van a ver como mejor profesional, o las bajas van a disminuir…

3. Trabajamos en el concepto de comunicación.

Es lo que entendemos por la idea. Si os fijáis, hemos tenido que responder a dos preguntas trascendentales en el proceso para llegar a este punto. Es el momento de concretar la satisfacción elegida y etiquetada anteriormente. Evoca y hace vivir la satisfacción. El concepto responde a la pregunta: ¿qué decimos en nuestro anuncio? El concepto nos hará vivir la satisfacción porque nos la concretará en imágenes.

4. Construimos el anuncio, la pieza.

Sólo un consejo, siempre que sea posible hay que intentar que lo que llame la atención sea lo que comunica la satisfacción que se consigue con el producto. Ej. si un antibiótico aporta comodidad como ventaja diferencial, la imagen que llame la atención debe transmitir este concepto. El anuncio responde a la pregunta ¿de qué manera esta pieza transmite lo que queremos decir? Es el territorio de la dirección de arte y de la redacción publicitaria.

Hasta aquí el proceso de creación de mensajes. ¿Piensas que te puede servir para organizar el pensamiento creativo e interactuar con tu agenica? Aunque la creatividad no acaba aquí, debe continuar en los medios y más ahora, con formatos tradicionales y on line de máximo rendimiento y con un plan de medios que aproveche al máximo el presupuesto. Pero esto son dos aspectos de los qeu tendremos que hablar en otra ocasión.

Dibujantes veterinarios: Jacob Gragera

Mi compañero Jacob Gragera (si pinchas en su nombre irás a su web) es una “rara avis” fruto de alguna extraña conjunción de los astros. Discreto pero atento a todo lo que ocurre, reservado pero con momentos de brillante y divertida ironía, es una de esas personas con las que no te puedes llevar mal. La criatura tuvo que licenciarse en Veterinaria en Zaragoza y luego en Bellas Artes en Valencia. Así cualquiera. Ha sabido compaginar espléndidamente sus dos profesiones. Una mezcla difícil de encontrar pero que cuando se da consigue resultados profesionales llenos de rigor, simplicidad  y belleza artística. Un lujo tenerlo al lado como amigo y compañero en Grupo Asís.

Es un hecho que hoy asistimos al reinado de la imagen. La red social que más crecimiento está teniendo es Pinterest, basada en paneles en los que se comparten imágenes. Sin duda la fotografía y la imagen real de vídeo ocupan el trono.

Lo que ocurre, por suerte, es que hay imágenes y procesos que al fotografiarlos o grabarlos son confusos, no se entienden. Hay que realizar una ardua labor intelectual para simplificar y hacer claro y sencillo lo que es complejo y enrevesado.

Y he dicho “por suerte” porque así podemos disfrutar de la herramienta que hace posible este milagro: la ilustración. Simple o infográfica, figurativa o icónica, fija o animada… siempre es un placer observarlas, sentir como, gracias al dibujo, lo que era complicado se comprende de un vistazo. Y todo por obra del talento de dibujantes especializados como Jacob que hacen posible este pequeño milagro.

Espero que disfrutes con esta selección de sus trabajos que me ha cedido, con la amabilidad que le caracteriza, para poder mostrarlos.

Dibujo de Uveítis por Jacob Gragera

Esquema caballo Jacob Gragera

Célula dendrítica por Jacob Gragera

Musculatura del perro, por Jacob Gragera

Retina, por Jacob Gragera

Dibujo de ciclo de gasteropogillus de Jacob Gragera

Esquema de ubre por Jacob Gragera

Gato respiratorio, Jacob Gragera