Publicidad para la nostalgia: Smithkline

Podríamos decir que estamos ante un “anuncio vademécum” de los que hoy ya no se hacen porque, en mi opinión, ya no serían eficaces. Sólo lo concreto vende y este tipo de mensajes es todo menos concreto. Dirigido a todas las especies, con productos para diferentes indicaciones, parece querernos vender toda la división veterinaria de la compañía. Hoy diríamos: una anuncio de branding.  ¡Ojo!, no es una crítica. A principios de los 80 este tipo de anuncios podía tener sentido. Parece dirigido a los últimos veterinarios rurales, tan bien descritos en las novelas autobiográficas de James Herriot.

Anuncio corporativo productos laboratorio Smithkline

Lo que me llama la atención de este anuncio es esa ilustración a rotulador, a modo de boceto de la época, muy acabado, con oficio. La fotografía, al menos la fotografía asequible para los bolsillos de los departamentos de marketing veterinarios, no podía lograr una imagen como esta. Había que recurrir al ilustrador. En este caso la técnica, por la brillantez de los colores, logra transmitir optimismo, del que buena falta nos hace falta hoy.

Si os fijáis en el logotipo, podermos pensar que el anuncio está alineado con la estrategia de comunicación. Tan descriptivo.

¿Qué te parece la forma de hacer anuncios en la época en que las revistas comenzaban a despegar en nuestro sector?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s