Del e-learning al buen e-learning en veterinaria: 12 claves

Del e-learning al buen e-learning en veterinaria

Si has decidido hacer un curso o incorporar la formación online a los planes de marketing ¿estás seguro de que el e-learning que vas a realizar es un buen e-learning?

Las marcas tienen que buscar que los prescriptores se sientan parte de ellas estableciendo vínculos sólidos, potentes. Por otra parte, los veterinarios y ateuves reaccionan de una forma muy positiva cuando las estrategias de comunicación están basadas en la generación y difusión de contenidos que sean verdaderamente útiles y de calidad.

Hay quien dice que la comunicación tradicional en veterinaria está dando paso al marketing de contenidos que se basa en la aportación de valor por parte de las marcas. Y los formatos formativos constituyen difusores de contenidos de primer nivel.

Al final estamos hablando de información y formación. En establecer otros modelos de comunicación capaces de ofrecer resultados y generar un impacto. En este aspecto el e-learning está incrementando su oferta en nuestro sector ya que el veterinario encuentra en él una vía para lograr la tan ansiada y necesaria formación continuada y actualización profesional.

Como siempre ocurre en el mercado, cuando la oferta crece nos encontramos con el problema de la elección. Las compañías tienen la necesidad de acertar con el proveedor de la formación a distancia cuando han decidido incorporar esta herramienta en sus planes de marketing y el profesional no puede perder el tiempo realizando un curso promovido por organizaciones poco cualificadas y que no le aporte conocimientos aplicables en su trabajo diario. El problema se centra en seleccionar al proveedor más adecuado.

Criterios clave para seleccionar el mejor partner para realizar formación a distancia

Cuando se trata de formación, y concretamente de acciones de e-learning, hay que confiar su ejecución a empresas especializadas:

  1. Con experiencia en la elaboración e impartición de cursos, preferiblemente de índole veterinario.
  2. Que posea una alta especialización en el tratamiento y difusión contenidos para el sector veterinario.
  3. Con una oferta de cursos novedosos y que responden a una necesidad real, relacionada con el ejercicio profesional.
  4. Que colabore estratégicamente con los líderes de opinión. Los contenidos siempre deben estar avalados por un experto.
  5. Que disponga de una gama diversa de soluciones de e-learning que se adapte a objetivos y presupuestos.
  6. Que entre su oferta de servicios se encuentre la realización de proyectos tutorizados con tutores con una amplia trayectoria docente y que realicen un seguimiento continuado.
  7. Que aplique unas buenas técnicas de evaluación.
  8. Que domine las nuevas tecnologías con las que realiza sus proyectos.
  9. Que siga un procedimiento eficaz: adecuada formulación de los objetivos y fines específicos así como las actividades programadas para cada módulo formativo.
  10. Que evolucione hacia cursos más prácticos modelo “learning by doing” ofreciendo contenidos de alto nivel y simulando entornos reales de trabajo con casos clínicos y escenarios de actuación. El e-learning es todavía un niño pequeño, tiene que crecer fuerte y saludable.
  11. Que ofrezca cursos que fomentan el trabajo en equipo y la interrelación.
  12. Que posea los medios para difundir adecuadamente las acciones emprendidas, antes, durante y después del curso y para apoyar a la red de ventas del laboratorio en la distribución de los cursos.

De esta manera la implantación de la formación en los planes de marketing no planteará ningún problema y las campañas de comunicación integrada podrán beneficiarse de todas las ventajas que ofrece la formación.

Por otra parte, los destinatarios de la formación, veterinarios y ateuves, percibirán positivamente y valorarán que se haya seleccionado una empresa especializada, con experiencia en el sector.

Establece tu baremo antes de lanzarte al mundo del e-learning.

4 Respuestas a “Del e-learning al buen e-learning en veterinaria: 12 claves

  1. qué tal Javier, muy interesante entrada! Me ha llamado la atención que entre los 12 criterios no hayas considerado la capacidad de generar contenido visualmente atractivo…¿no crees que sea tan importante para este target?

    • Tienes toda la razón y me parece muy apropiado el apunte. Sin un equipo que desarrolle un buen diseño instruccional (que “traduzca” los conocimientos del autor en material didáctico) y sin diseñadores especializados que presenten el material de la forma más adecuada, no es posible hacer buenos cursos online. Gracias por la advertencia. Sólo hay un problema, y es que ya tenemos 13… Es broma. Incluso es un aspecto que merecería atención aparte.

  2. Eso se soluciona con un ’12+1 claves…’ ;)))

  3. Pingback: Del e-learning al buen e-learning en veterinaria: 12 claves | Agromeat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s