Archivo mensual: mayo 2012

La conversión de los veterinarios a los medios sociales

Hoy no voy a escribir, al menos no en mi nombre. A cambio publico la traducción de un artículo de la página del Dr. Pownall que me ha parecido que aporta una visión muy realista y valiosa sobre la incorporación de las redes sociales a la práctica veterinaria. El enlace del original para los que lo quieran leer de la fuente y evitar mis (seguros) errores en la traducción: http://bit.ly/M1TrWL

Conversión de los veterinarios a Social Media

˝La medicina veterinaria se encuentra en una encrucijada: o bien nos adaptamos a las tecnologías del nuevo orden económico o morimos de muerte lenta, sin poder echar la culpa a nadie. Una dura realidad que se hace evidente cuando nos encontramos frente un veterinario que se cierra en banda a la incorporación de los medios sociales.

Soy testigo de la frustración de los jóvenes veterinarios cuando realizo presentaciones que destacan los beneficios de la difusión y comercialización online de los servicios veterinarios. Los veterinarios más jóvenes asienten con la cabeza, emocionados al pensar en crear una página profesional en Facebook. Pero enseguida les viene a la cabeza el dueño de la clínica y su encogimiento de hombros ante la propuesta. Sospechan que el propietario y los veterinarios más mayores, con experiencia, no quieren tener nada que ver con los modernos medios de comunicación social.

¿Cómo pueden convencer y hacer entender a sus jefes y mentores que el marketing digital es tan esencial en su clínica veterinaria como el estetoscopio? Uno sirve para escuchar el corazón del paciente y el otro ayuda a  asegurar la viabilidad de la práctica veterinaria.

La respuesta fácil sería decirles que el mundo es un lugar diferente: acéptalo. También podrían explicarles que en el futuro estas plataformas de comunicación se multiplicarán y estarán en constante cambio… Estas tácticas basadas en meterles el miedo de quedarse obsoletos pueden funcionar en algunas ocasiones, pero no bastán para convencer a la gran mayoría.

Según mi experiencia se pueden emplear tres tácticas cuando se trata de convencer a un veterinario que se resiste a utilizar los medios de comunicación social.

1. Probarle que funcionan.

Los veterinarios son personas prudentes, en general, y es poco probable que sean   pioneros en abordar una situación desconocida, pero cuando saben que el éxito es probable y existe poco riesgo, pueden ser los mayores defensores de un nuevo procedimiento o tratamiento. Esto sucede continuamente con las nuevas habilidades que aprendemos. Las cuestionamos hasta que un cliente se muestra encantado con  el buen resultado obtenido. La próxima vez que nos enfrentamos a un caso similar podemos estar seguros de que la nueva técnica será una de las primeras soluciones en que pensemos.

Podemos compartir con los escépticos algunos éxitos que hemos tenido con los medios sociales:

Antes de 2010, nuestros ingresos se encontraban estancados o disminuyendo a medida que la recesión avanzaba. Desde ese año, a pesar de la recesión, hemos aumentado los ingresos en las clínicas que han participado en medios de comunicación social.

En el 2010 teníamos 5 clínicas equinas y en tres de ellas se trabajó la comunicaicón a través de Facebook, Twitter y YouTube. Crecieron. Las otras dos vieron disminuir los ingresos en ese año. En el 2011 tuvimos que cerrar una de ellas por razones que no tienen relación con lo que estamos tratando. En ese año las tres que estaban presentes en medios sociales volvieron a tener un incremento en sus ingresos. La clínica que aún no estaba en los medios sociales seguía sin crecer en facturación. ¿Adivina qué hicimos? Comenzamos una campaña en medios sociales para esta clínica en diciembre de 2011.

Formo parte de un grupo de benchmarking equino que compara datos de las clínicas más importantes de forma anónima. En McKee-Pownall hubo un número significativamente mayor de nuevos clientes que en el resto de las clínicas comparadas en 2011.

En Ontario, durante 2011 hubo una reducción de aproximadamente el 10% de nuevos clientes en las clínicas de pequeños animales. Aunque no tengo datos para las clínicas equinas, puedo suponer que los resultados fueron similares o peores. Lo único que estamos haciendo de manera diferente a los demás desde hace dos años es estar presentes en los medios de comunicación social.

En junio de 2011 elaboramos un informe con las llamadas recibidas en las cuatro clínicas de equinos: 3000 llamadas. Si comparamos esta cifra con el número de personas que visitaron nuestra página web o vieron una de nuestras publicaciones en Facebook:  ¡36.000! Sin contar los visionados en nuestro canal de YouTube o las interacciones en Twitter. Esto nos muestra que la clínica es conocida online por más clientes que mediante las interacciones personales. Los medios sociales funcionan aumentando las ventas y atrayendo nuevos clientes. Es tan simple como eso.

2. Que sea fácil para ellos

Como a la mayoría de la gente, a los veterinarios no les gusta hacer las cosas que los hacen parecer estúpidos. Algunos pueden sentirse en los medios sociales como en una fiesta a la que no han sido invitados. Todos los que están allí son gente cool que se dedica a hacer cosas cool. ¿Quién quiere entrar en una fiesta sin ser invitado?

Siguiendo con esta analogía, si me encuentro en el exterior observando el interior, me encantaría ser invitado a ir a esa fiesta con alguien que conozca al resto de invitados, me presente y me diga qué y a quiénes tengo que conocer. Podría ser el veterinario joven o lanzados el que enseñara al veterinario escéptico lo que debe saber acerca de Facebook o YouTube. Una vez en “la fiesta del Social Media” incluso encontrarán gente conocida con la que quieran interactuar.

3. Apela a las emociones

A la gente le gusta sentirse apreciada. La adulación puede abrir muchas puertas. Las personas también tienen un espíritu competitivo y los veterinarios no son una excepción. Si hoy es veterinario posiblemente tuvo que competir con otros estudiantes que pretendían entrar en la Facultad. Si la clínica tiene una página en Facebook y alguien publica un elogio, el escéptico se convierte. Si observa que los medios de comunicación social ofrecen la oportunidad de ser bien valorado, la resistencia disminuirá.

Para estimular el espíritu competitivo, hay que mostrar la página de Facebook o el canal de YouTube de una clínica de la competencia.

Las interacción on-line son omnipresentes. Los usuarios buscan continuamente en la web recomendaciones sobre productos y servicios. En otras palabras, nuestros clientes actuales y potenciales buscan soluciones online. La voz de su clínica veterinaria debe ser parte de la conversación. Si tú no está allí, puedes estar seguro de que alguien estará en tu lugar.

¿Qué significa esto para la persona que busca un nuevo veterinario o quiere dar rienda suelta tras tener una mala experiencia? Los medios sociales son la manera obvia de ser parte de la conversación. Mostrar al veterinario escéptico que funcionan, que es fácil de hacer, y que otros están teniendo éxito, a expensas de su negocio, debería bastarle para estar dispuesto a sumergirse en los medios sociales˝.

Me parece un testimonio y un análisis de una situación que no es poco freuente. ¿Encuentras mucha oposición para implantar los medios sociales en la clínica?

Anuncios

Lunes toca comunicación integrada multicanal. Paso 1, analizar y clasificar al público objetivo.

Para realizar un plan integrado de comunicación multicanal nos tendremos que deshacer de muchos prejuicios. El primero de ellos es comenzar haciendo un lista de medios (ATL y BTL –algún día contaremos de donde viene esta clasificación–) para elegir los principales y adjudicar los presupuestos. Como si conociéramos a nuestros públicos de toda la vida.

En la comunicación integrada multicanal esto cambia. Los públicos ya no se segmentan (ya sabéis: sexo, edad, ingresos…), se dividen en grupos con intereses comunes y ya no se les debe clasificar por segementos. Fuera los segmentos y vamos a hablar de entornos en los que contactamos con los clientes. Por ejemplo para un laboratorio: veterinarios de grandes explotaciones de porcino preocupados por el avance de la circovirosis. Y para un clínica:  propietarios de gatos con alto grado de responsabilidad hacia su mascota de edad avanzada. Estos grupos tienen algo en común que nos interesa.

Po lo tanto, en el proceso de comunicación multicanal integrado partimos de los públicos objetivo. Sin olvidarnos ninguno: clientes y potenciales clientes agrupados según diferentes criterios que deben responder a una estrategia de marketing previamente acordada (fidelización, captación, incremento de facturación…):
  • Para una compañía farmacéutica: veterinarios agrupados según intereses o motivaciones, con diferente conocimiento del problema, veterinarios con distintos niveles de fidelidad a la marca, número de animales que tiene bajo su responsabilidad, distribuidores, líderes de opinión, personal interno de la empresa…
  • Para un clínica veterinaria: propietarios clasificados según un baremo de tenencia responsable, grado de fidelidad y facturación, por número de visitas, por tipo de animal (especie, edades), por el tipo de contacto que podemos establecer con ellos (telefónico, redes sociales, e-mail…).

Estos grupos homogéneos (personas que tienen intereses similares y podemos dirigirnos a ellos de una determinada manera) tendrán que analizarse para clasificarlos de acuerdo con la importancia que tenga su contribución a los resultados de la empresa.

Y en esta fase nos debemos de preguntar ¿cómo interacciona cada uno de estos grupos con mi marca, con mi clínica? Recurriremos a una herramienta que es capaz de visualizar el proceso: el embudo de conversión o Sales Funnel. Ilustra cómo la marca, la oferta, va siendo descubierta por nuestro público atravesando una serie de pasos no sin dificultad.

Proceso de conversión del proceso de compra.

Haz click en la imagen para ampliarla y poder leer el texto.

Cuando se trata de una compañía farmacéutica ocurre que generalmente no nos enfrentamos a un objetivo de compra sino de prescripción. Podemos hablar de un Prescription Funnel.

Proceso de conversión para los prescriptores.

Haz click en la imagen para ampliarla y poder leer el texto.

Conviene en ocasiones hacernos nuestros embudos de conversión para públicos específicos. Si nos tenemos que dirigir a los líderes de opinión podemos construir un embudo de este tipo:

Embudo de conversión para líderes de opinión.

Haz click en la imagen para ampliarla y poder leer el texto.

Y no podemos olvidar a las personas que trabajan en nuestra empresa. Para ellos también podemos diseñar un embudo de conversión.

Proceso de conversión para empleados y clientes internos.

Haz click en la imagen para ampliarla y poder leer el texto.

Permitidme un inciso a este respecto:

La comunicación interna es casi siempre la gran olvidada. Grave error. He asistido demasiadas veces al fracaso de potentes productos y servicios porque la fuerza de ventas y las personas que intervenían en los procesos de producción no estaban bien informadas y mucho menos motivadas.

En definitiva, nos dedicamos a velar por la salud y bienestar de animales y seres humanos. Esta actividad, cuando se interioriza emociona y entusiasma. Nuestros clientes, sean veterinarios, propietarios o ganaderos esperan de nosotros que les acompañemos en su trabajo transmitiéndoles emoción y entusiasmo. Si no hemos hecho todo lo posible en materia de comunicación interna para que exista esa emoción y ese entusiasmo ¿cómo los vamos a transmitir?

Una vez que hemos construido el embudo de conversión y tenemos descritos a los grupos homogéneos de públicos objetivos hay que determinar el índice de penetración de nuestra marca en cada etapa del proceso de interacción. Si lo hacemos bien nos encontraremos con sorpresas. Grupos de público que nos conocen pero que tienen obstáculos para convertirse en clientes o que han sido clientes pero no se fidelizan… Es un análisis que nos ayudará a reflexionar sobre la situación de nuestras marcas y servicios.

El proximo lunes continuaremos con este primer paso de clasificación del público objetivo y su análisis. Es la base para construir un plan de comunicación integrado aprovechando todos los canales, los tradicionales y los que nos ofrecen las nuevas tecnologías.

Busca los entornos donde se encuentra tu público, agrúpalo y revisa en qué fase se encuentra cada grupo en el proceso de conversión. Si encuentras que están “atascados” en algún punto del embudo ya habrás dado un gran paso para resolver el problema.


Marketing de contenidos y la madre que los parió

Marketing de contenidos.

El marketing de contenidos (content marketing) es un concepto que se crea para definir una nueva tendencia en comunicación: cada vez el usuario consume más información (mucha de ella online) y se convierte en receptor activo, al que le molestan las interrupciones publicitarias y así, atendiendo a esta realidad, se configura el inbound marketing y el permission marketing.

Las marcas, siempre atentas a las necesidades, ven una oportunidad para llegar a su target mediante la generación de contenidos de marca (brand content). Si los contenidos provienen de líderes de opinión pueden influir más sobre los consumidores y usuarios (marketing de influencia). Además intentaremos tener mucho éxito y conseguir crear grupos muy activos que sigan tendencias (marketing de movimiento). Todo ello alineado con la historia que toda marca tiene que contar (storytelling) y narrarlo a través de los distintos canales (transmedia) intentando informar y emocionar (emotional marketing).

Suelo ser comedido cuando se trata de la expresión escrita pero ante esta selva terminológica, que seguro que todavía no ha terminado de crecer, insisto eso sí, desde el cariño: la madre que los parió. El que cada autor, gurú o bloguero haya acuñado su propio término para matizar algunos aspectos de la transmisión de información no ha hecho sino crear cierta confusión.

Solo se trata de que las personas siempre hemos estado ávidas de información, de contenidos. Y si son relevantes mostramos un gran interés. ¿Qué es la relevancia? Simplemente lo que nos interesa, nos emociona, nos entretiene o necesitamos conocer. Muchos veterinarios hemos enseñado con orgullo a nuestra madre el primer artículo que nos publicaron en una revista. Recordad su cara. Ese artículo, del que posiblemente no entendiera ni el título, era muy relevante para ella.  Y para algunos compañeros, espero.

En veterinaria tenemos un trecho recorrido: las marcas son relevantes para los veterinarios porque son los proveedores de las herramientas con las que trabajan (medicamentos, instrumental, alimentación…), ya existe una alianza. Por su parte, el propietario y el ganadero ya ha establecido vínculos de confianza con su veterinario y es una figura relevante (si no fuera así hubiera cambiado de veterinario). Los contenidos que veterinarios y marcas generen van a ser, en principio, bien acogidos. Solo hay que responder a las expectativas, que no es poco.

Ahora con las nuevas tecnologías cualquiera de nosotros, y aquí incluyo a las marcas, somos capaces de generar contenido y distribuirlo fácilmente. Y curiosamente existe siempre alguien al que le interesa lo que contamos. También lo espero, pues aquí estoy trasnochando delante de wordpress.

Lo hacemos en webs, blogs, redes sociales… que es donde se encuentra, en muchas ocasiones, el público al que queremos dirigirnos. Un público que elige en cada momento donde quiere interactuar y que ya no permite ninguna interrupción publicitaria que considere intrusiva.

Partiendo de estas sencillas premisas, el marketing de contenidos y su panoplia de términos satélites debe simplificarse para hacerlo manejable en nuestro ámbito:

  • Sabemos, o tenemos la obligación de identificar, qué temas le interesan a nuestro público y que coincidan con las áreas de interés de nuestra marca.
    • Si soy una marca comercial veterinaria, un antiparasitario por ejemplo, puede ser la rentabilidad de la clínica veterinaria o de la explotación ganadera, aspectos formativos, temas empresariales transversales…
    • Si soy una clínica veterinaria puede ser la protección animal, la prevención de enfermedades o su tratamiento, la relación afectiva, la tenencia responsable…
  • Generamos contenidos sobre el tema elegido durante el tiempo que creamos conveniente, así nos posicionamos como autoridad y aliado de nuestros clientes en torno a dicho tema. Ganamos relevancia.
  • Los contenidos son coherentes con nuestro propósito y adoptan la forma de historias que se van desarrollando para, entre todas ellas, conformar la historia de nuestra marca.
  • En torno al tema se conformará una comunidad que ayudo a potenciar con contenidos formativos/educativos, emocionales, inspiradores o que entretengan.
  • Hablamos lo justo de nuestra marca. Cuando lo hacemos será en un contexto que interese a nuestro público. No podemos ˝avasallar˝.
  • Distribuimos nuestros contenidos en los medios más adecuados, donde los van a encontrar las personas interesadas: redes sociales, web, blogs, canales de vídeo, charlas, publicaciones… Así se los entregaremos de forma pertinente y convincente.

En definitiva, la relación con nuestros clientes, desde el punto de vista del marketing de contenidos, se basa en aportarles contenido de calidad para ayudarles a tomar decisiones inteligentes que incluyen el consumo de nuestros productos y servicios.

Sin duda, un buen contenido es un buen negocio porque genera resultados. ¿Ya ves más sencillo abordar el marketing de contenidos? ¿Estas de acuerdo en utilizar contenidos como herramienta de marketing?

Publicidad para la nostalgia: Imaverol y Alfamicetina

Seguimos completando nuestra colección de anuncios que podemos considerar ˝antiguos˝ aunque no hayan pasado ni treinta años. Pero en publicidad, debido al ritmo acelerado con que se desarrollan los acontecimientos y se modifican los parámetros, este tiempo es suficiente para que se hayan realizado varios cambios de época.

Treinta años han sido suficientes para que se hayan desarrollado, y en muchos casos casi hayan quedado obsoletos, conceptos tan importantes como ˝posicionamiento˝, ˝marketing lateral˝ o ˝estrategia publicitaria˝. Cuando consideramos que estos conceptos y muchos otros que hoy manejamos con soltura no existían o se encontraban en pañales, es cuando podemos entender estos anuncios con la perspectiva de sus creadores. Y cuando hablo de creadores incluyo tanto  a la agencia como al anunciante. La publicidad es cosa de parejas.

Los anuncios de Imaverol y Alfamicetina son dos claros ejemplos de esa época donde la estrategia era tan sencilla como informar, el posicionamiento se lograba mostrando la marca y sus características y la creatividad no siempre se consideraba necesaria en la publicidad del sector zoosanitario.

Además, como detalle curioso, ambos se publicaron ˝a dos tintas˝: negro y magenta. Un recurso que abarataba costes sin renunciar a un toque de color, cada fotolito costaba un buen dinero, y le daba un toque diferencial a la marca.

Anuncio Alfamicetina de Esteve

Anuncio Imaverol de Esteve

La fotografía del cultivo está resuelta combinando tramas de magenta y negro. Un hábil recurso para ahorrar dinero en fotolitos.

Los lunes toca comunicación integral multicanal en veterinaria

Comunicación Integral Multicanal en veterinaria todos los lunes

PulsePoint , ha llevado un investigación en marzo de este año en la que destaca que los especialistas en marketing de EE.UU.,las agencias y los publicitarios deberían tener claro que una experiencia a través de varios canales es la clave para conseguir el ansiado engagement con el usuario. La realidad es que  los profesionales y las empresas aún no están siguiendo a sus targets mediante el canal adecuado y se están perdiendo oportunidades.

Por otra parte según una reciente encuesta el 90% de los profesionales del marketing creen en la importancia de usar los medios online para optimizar la experiencia de comunicación offline.

En comunicación, el principal problema hoy en día se podría denominar dispersión. Dispersión de los canales con una gran abundancia de medios y recursos para llegar al público y proponerle nuestra oferta y dispersión de nuestro público al que no sabemos exactamente donde encontrar porque se ha convertido en un público ubicuo. El veterinario es internauta, televidente, emplea las redes sociales, asiste a congresos, lee revistas… Si pensamos en el propietario o el ganadero la situación seguramente todavía será más complicada.

Este problema afecta a las grandes compañías veterinarias, a los distribuidores, a las clínicas y gabinetes y también a las agencias de comunicación que son las que tendrían que resolver cada situación.

Los públicos ya no se dividen en segmentos (hasta ahora segmentábamos por ejemplo: propietarios de perros de capacidad adquisitiva media y que viven en zonas urbanas o veterinarios clínicos de pequeños animales. Estos segmentos, por su amplitud, no permite enfocar adecuadamente la comunicación). Hoy al hablar de marketing de producto y de marketing de cliente vemos que ambos, cliente y producto (o servicio) confluyen en un entorno. Por lo tanto, es el momento de hablar de marketing de entornos y adecuar nuestra oferta, con su ventaja competitiva, al entorno en el que se realiza la acción.

En cada uno de los entornos donde se desenvuelve el cliente, este busca disponibilidad, individualidad, adecuación de la oferta y un proveedor en el que confiar. Y todo eso hay que comunicarlo de la forma más eficaz posible.

Además, la gran cantidad de canales disponibles y la aparición de nuevas oportunidades de contacto con nuestros públicos hace que hoy sea tanto o más importante la creatividad en la planificación de medios que la creatividad en los mensajes.

En esta situación, la única forma de sacar adelante un proyecto de comunicación con eficacia es plantear una nueva metodología que no podrá consistir, como hasta ahora, en una aproximación al problema de la comunicación estrictamente publicitaria. A esta metodología, que requiere una organización nueva en los métodos y en la forma de pensar de las agencias y de los anunciantes, la vamos a denominar Comunicación Integral Multicanal 360º .

Así que vamos a desarrollar a lo largo de varios lunes el método en este blog, a partir de la estructura teórica desarrollada por los autores franceses Arnaud de Baynast y Jacques Lendrevier quienes proponen un plan de comunicación integral multicanal en 6 pasos:

  1. Paso 1. Trabajar sobre el público objetivo. Identificar los grupos más relevantes para nuestra empresa y agruparlos en grupos estratégicos. Distribuir los presupuestos de comunicación en estos grupos.
  2. Paso 2. Definir el concepto de comunicación global. ¿Qué va a contar nuestra marca?
  3. Paso 3. El briefing para cada grupo estratégico de público objetivo. Hay que adaptar el mensaje a cada uno de ellos. Los usuarios nos piden individualización y adecuación.
  4. Paso 4. Planificación de las acciones de comunicación para encontrarnos con cada uno de los grupos estratégicos de público, ofrecerles nuestra propuesta e interactuar con ellos.
  5. Paso 5. Revisión de que el plan es coherente, que no estamos dando mensajes de marca que puedan confundir o despistar. Son muchos canales, diferentes tipos de público y la confusión es un error fácil de cometer.
  6. Paso 6. Métricas de las acciones. Para cada grupo estratégico hay que analizar el ROI obtenido y el cumplimiento de objetivos.
Intentaremos adaptar esta metodología a nuestro sector, tanto si se trata de la comunicación para grandes compañías como si se trata de clínicas 0 gabinetes veterinarios, donde seguramente se vislumbrarán excelentes oportunidades.

Nos esperan unos cuantos post para el primer día de la semana. Los romanos lo consagraron a la luna, nosotros lo vamos a dedicar durante algún tiempo a la comunicación integral multicanal, menos romántico pero espero que más productivo. ¿Te parece bien la idea? Si es así espero que entre todos podemos perfilar un buen método porque ahora existe cierta incertidumbre.

Facebook: arrópalo y obtendrás mejores resultados

Una de las tendencias actuales más importantes que afectan a la comunicación es lo que se ha dado en llamar ubicuidad. Nos viene a decir que se acabó el paraíso del publicitario, con toda la familia viendo el ˝Un, dos, tres˝ el viernes por la noche y todos los veterinarios leyendo cada mes las mismas revistas. Ahora nuestro público está donde quiere, es ubicuo.

Y por eso se habla de comunicación 360º, porque cada uno de nuestros potenciales clientes está en el centro de un círculo, puede girar sobre sí mismo y dirigirse a la parte del círculo que quiera. Nuestra obligación es estar en el punto del círculo a donde se ha dirigido, con nuestro mensaje y nuestros contenidos preparados (o ser lo suficientemente hábiles para ˝empujarle˝ a la zona del círculo que nos interesa).

En Social Media significa que no basta con esperar a que los usuarios acudan a nuestras redes sociales, sino que hay que establecer una estrategia para difundir nuestros mensajes y atraer al máximo número de público. La idea es contactar con nuestro target donde quiera que se encuentre (web, Facebook, Twitter, una revista, consumiendo vídeos,  paseando por la calle…) e informarle de que tenemos algo importante que contarle, que le interesa, para dirigir su atención hacia nosotros, al menos durante un tiempo.

En este momento la red más popular es Facebook. Aquí encontramos a millones de propietarios de mascotas y cada vez a más veterinarios.  Pero Facebook forma parte de un ˝ecosistema˝ en el que una acción sobre un elemento repercute en los demás, por esta razón:

  • Asegúrate de que tu web tiene un enlace a tu página o perfil de Facebook. De igual modo publica en Facebook las novedades de tu página web y el enlace.
  • Si posees un blog, lo normal es que sea una pieza central en tu estrategia de Social Media. Utiliza Facebook para dar a conocer a tus seguidores los nuevos post que vayas publicando. En el blog a su vez debe existir un enlace a Facebook  (y a las otras redes sociales).
  • Si la compañía o la clinica tiene, además de Facebook, una cuenta de Twitter publica tweets con enlaces a la web y al blog (donde ya tienes un enlace a Facebook). Y no publiques exactamente lo mismo y de la misma manera en las dos redes (Facebook y Twitter), cada una de ellas tiene su propia personalidad.

No te olvides de que el mundo real sigue existiendo, no todo es internet. Aprovecha cada ocasión de contacto con tu público para informarles de tu presencia en las redes sociales, donde les vas a aportar contenidos de gran valor y puedes establecer conversaciones:

  • Si eres responsable de la comunicación de un producto, en los anuncios, folletos, stand de ferias y congresos… Informa de la dirección de tus redes sociales y facilita la entrada mediante un código QR.
  • Si tienes una clinica aprovecha las tarjetas de visita, los folletos para el propietario, los e-mail y cartas que le envíes… Y no te olvides de un cartel en la clínica para las visitas y para los que pasen por delante de la puerta. Son tu público actual y potencial.

A este respecto adjunto a este post unos carteles realizados por unas alumnas de diseño gráfico que se encuentran de prácticas en Grupo Asís. Ellas  son  Iisa Mönttinen y Mira Shemeikka. Han venido de Finlandia y tienen la generosidad de ofrecernos su trabajo como fuente de inspiración para componer un cartel para la clínica con el objetivo de informar a los propietarios de nuestra presencia en Facebook. (Los textos están en inglés, la otra opción era el finlandés y os aseguro que es bastante complicado).

Muchos de los carteles incorporan un código QR. Estos códigos funcionan bien si el usuario tiene claro a donde le van a llevar. En este caso, evidentemente, a nuestra página de Facebook. (Generar el código QR de una dirección es muy sencillo, en este enlace encontrarás una herramienta de las muchas que existen, fácil de utilizar y gratuita).

Ya me comentarás qué te parecen los carteles, y si vas a incorporar alguna táctica para lograr mas relevancia con tus redes sociales.

Cartel Facebook para la clínica veterinaria

La red social de una clínica veterinaria y sus contenidos descrito por Iisa de forma gráfica.

Póster Facebook para la clínica Veterinaria

Mira ha diseñado un divertido póster con las letras de Facebook compuestas con siluetas de gatos.

Póster Facebook para la clínica Veterinaria

El equipo de la clínica y su paciente como protagonistas que llaman a la acción. Mira ha compuesto un cartel muy publicitario.

Cartel Facebook para la clínica Veterinaria

Divertido y contundente. También es obra de Mira.

Cartel Facebook para clínicas veterinarias

Iisa nos ofrece un cartel tierno, a todos nos llaman la atención los cachorros. El azul de Facebook hace que se identifique fácilmente con la red social.

Póster Facebook para la clínica Veterinaria

Mira ha optado aquí por sustituir el código QR (no todo el mundo tiene un lector en su teléfono) por las típicas tiras de papel que te llevas a casa como recordatorio.

Juan Carlos Nuviala, ilustración veterinaria y más

Hoy quiero mostraros el trabajo de Juan Carlos Nuviala por dos razones: se trata de una excelente dibujante formado en ilustración publicitaria y veterinaria y porque es mi hermano.

Como profesional tengo que destacar la enorme flexibilidad y la adaptación a numerosos estilos y técnicas (incluidas las técnicas digitales). Lo mismo le da acometer un dibujo técnico de gran precisión que abordar unas caricaturas.

No se trata solo de un artista (que lo es) sino que como ilustrador trata de ofrecer a la marca, al cliente, al proyecto editorial una personalidad propia, algo que lo distinga de los demás. Esta es la generosidad del ilustrador en contraposición al egoismo del artista: el estilo es el que más conviene al trabajo, al cliente y no el que identifica al dibujante.

Como hermano he de reprocharle que estamos en un mundo donde compartir es una de las tendencias. No tenía que haberse llevado tantos de esos genes que le permiten tener esta rara habilidad y haber dejado alguno para su hermano mayor.

Volviendo al tema que nos ocupa, está claro que las ilustraciones en veterinaria son imprescindibles. Como ya dijo Ramón y Cajal ˝Por precisa y minuciosa que sea una descripción de los objetos observados, siempre resultará inferior en claridad a un buen grabado˝. Dibujantes como Juan Carlos tienen un papel fundamental en la difusión de conocimientos ya sea en papel o en edición digital en la que los dibujos cobran una nueva dimensión con animaciones y elementos interactivos gracias al trabajo conjunto de equipos multidisciplinares.

En este mundo de la comunicación, cada día más convulso, la ilustración mantiene su valor. De momento es imprescindible.

Os dejo unas muestras de su trabajo. Estimad vosotros mismos si se trata de amor fraterno o merece la pena conocer su obra.

Ilustración de Carlos Nuviala Esqueleto de Paloma

Ilustración cabeza de caballo Juan Carlos Nuviala

Ilustración Juan Carlos Nuviala Esqueleto caballos

Musculatura de cabeza de caballo ilustrada por Juan Carlos Nuviala

Ilustración de Juan Carlos Nuviala para Schering Plough

Ilustración de Carlos Nuviala. La veterinaria en Egipto.

Ilustración de articulación por Juan Carlos Nuviala

Ilustración de Juan Carlos Nuviala para Diarsanyl de Ceva

Ilustración de Juan Carlos Nuviala sacos aéreos