Consultas por la web prohibidas ¿no estaremos poniendo puertas al campo?

señal prohibido

Diego, un amigo y colega veterinario, gerente de Seasvet, entre otras dedicaciones, me facilita el enlace a un artículo recientemente publicado en Veterinaria.org acerca de la prohibición deontológica de las consultas en la web.

Parece más que razonable que los profesionales veterinarios no realicen diagnósticos vía web. En general. En esto Diego y yo, junto con muchos otros veterinarios que han dejado sus comentarios en el artículo, estamos de acuerdo.

Pero mi amigo Diego va un poco más allá y comparte la reflexión de que la prohibición tiene algo de inmovilista y no puedo sino también estar de acuerdo con él en que es necesario abrir las miras, contemplar la tecnologia y tener en cuenta que este tipo de discusiones se van a repetir cada vez con más frecuencia porque la tecnología va a avanzar. Queramos o no.

La realidad es que los usuarios, nuestros clientes, van a utilizar internet y si no encuentran lo que quieren en su veterinario no tendrán ningún problema en buscarlo en otro, aunque esté a miles de kilómetros. En la red todos estamos a los mismos “click” de distancia.

Lo que trato de expresar es que una vez que todos estamos de acuerdo en que realizar un diagnóstico a distancia es una irresponsabilidad en la mayoría de las ocasiones, la veterinaria no puede perder la oportunidad, ya que ha salido el tema, para reflexionar sobre los nuevos avances y explorar sus posibilidades. Para su beneficio y para el de los clientes. Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TICs) están provocando una revolución en el ámbito de la salud humana y animal y el veterinario tiene ante sí a un nuevo tipo de propietario y a un nuevo tipo de ganadero que reclaman nuevas estrategias de comunicación personal.

Quedarse en la prohibición me suena a lo de “prohibido descargar música y películas de la red”. Esa actitud no ha solucionado nada y lo que ha ocurrido es que internet ha cambiado los modelos de negocio de la industria. Ni siquiera las grandes multinacionales han podido luchar contra el avance de la tecnología y quien ha sabido explotarla ha conseguido beneficios para su empresa y para el público (ahí está iTunes o Spotify).

Se trata por tanto de pensar estrategicamente. Propongo analizar lo que está ocurriendo en medicina humana. Podemos recoger muchos datos, experiencias y sensaciones. Lo que seguro que no se puede hacer es ignorar la realidad. Ahí va una pequeña muestra de los avances respecto al tema que nos ocupa:

  • Antes de nada, una anotación: un estudio de Accenture de 2011 situaba a los médicos españoles como profesionales preparados para la revolución digital y consideraba que ya han integrado la tecnología en su día a día.
  • La web Somos Pacientes daba a conocer este mismo lunes los resultados previos de una encuesta, todavía en marcha, en la que los usuarios declaran su preferencia por tener contacto con su médico sobre todo por internet o por correo electrónico o a través de alguna de las redes sociales. En definitiva, quieren que su médico esté mucho más accesible.
  • Cada vez los usuarios utilizan más internet y los dispositivos moviles para buscar información médica y encontrar comunidades online. Según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información un 48% de los internautas utilizan la red como fuente de información sobre temas de salud, buscando un trato profesional más próximo y responsable.
    El estudio Los ciudadanos ante la e-sanidad” señala que el 29,7% de los encuestados busca información en internet antes de ir al médico, y el 71% de estos comenta los resultados en la consulta. Y lo que es más curioso, el 54,6% contrasta el diagnóstico del profesional con información que se encuentra en la red.
  • Cada vez se implementan las nuevas tecnologías en más programas de seguimiento de pacientes para mejorar la comunicación y por tanto el cumplimiento del tratamiento. En un estudio publicado en enero en la revista Journal of Medical Informatics se explica que el potencial de las redes sociales en las enfermedades crónicas: “Aumentan la adherencia al tratamiento y la atención que ponen estos pacientes en el autocuidado de su salud”.
  • Las clínicas de reproducción asistida que más utilizan las redes sociales son las preferidas por los clientes según un estudio realizado por lainfertilidad.com. A los usuarios les gusta compartir sus experiencias y datos porque, declaran, eso les ayuda a tomar mejores  decisiones sobre su problema.
  • A este respecto, hay que tomar en consideración nuevas iniciativas como la de Personas que. Un equipo de expertos en salud, comunicación y tecnología, así como pacientes han creado este proyecto para constituir un lugar de encuentro para relacionarse, compartir información (incluso son su médico) y llevar a cabo el seguimiento de su enfermedad respetando la privacidad.
  • Existen proyectos como TuAnalyze en donde los enfermos diabéticos pueden publicar sus niveles de hemoglobina y así alimentar un mapa interactivo donde se reflejan las tendencias de la enfermedad en todo el mundo. Otro ejemplo de los beneficios de las TICs.
  • Las redes sociales, horizontales (las clásicas que muchos utilizamos) o verticales (las especializadas o temáticas) se configuran como una herramienta útil entre médicos y pacientes hasta el punto que algunos autores opinan que son determinantes a la hora de gestionar la atención al paciente permitiendo responder a sus dudas y quejas. Una curiosa infografía de la situación en Estados Unidos da una visión de social media y salud en ese país. Continuamente se publican argumentos a favor de la utilización de redes sociales en salud.
  • La telemedicina comienza a ser una realidad ante la que no se puede dar la espalda. Las reticencias suele proceder del esfuerzo que implica cambiar los procesos y la gestión de los equipos médicos. Las aplicaciones móviles tendrá mucho que decir en este ámbito. Por ejemplo en dermatología ya comienza a ser habitual realizar diagnósticos mediante imágenes tomadas con una cámara.
  • Hay servicios de telediagnóstico como NHS Direct en el Reino Unido que se ha convertido en un ejemplo de multicanalidad en la atención al paciente. Buscan que los pacientes gestionen y hagan un pre-diagnóstico de su situación a través de internet y con aplicaciones para smartphones, además de la tradicional atención telefónica.
  • Y para terminar con algo más próximo. En veterinaria existen servicios como Allovet (Francia) que se presenta como el primer servicio veterinario por teléfono disponible las 24 horas del día.

Muchos ejemplos que al menos nos deben hacer reflexionar sobre si todo tiene que terminar con la prohibición deontológica o merece la pena explorar qué presencia tiene que tener el veterinario y los servicios que presta en el mundo digital. Esto no quiere decir que los clientes den la espalda a la visita. En medicina humana los pacientes quieren relacionarse mediante las TICs pero sin dejar de tener las consultas personales tal y como refleja otro estudio de Accenture.

Mi opinión es que los veterinarios se tienen que incorporar cuanto antes y de forma plena a las nuevas tecnologías. Internet ha roto las barreras del anterior modelo de comunicación con los clientes. Ellos están en las redes y en las aplicaciones y los veterinarios deben estar allí.

Se trata de:

  • Ofrecer servicios complementarios aprovechando la oportunidad de utilizar estos canales de comunicación. No un diagnóstico a distancia sistematizado, aunque vete a saber lo que nos depara la telemedicina. 
  • Evitar los diagnósticos por parte de los clientes y por tanto la medicación “recomendada por un amigo”. La curiosidad no tiene límites pero si los clientes tienen a mano a un profesional es fácil que no busquen en otro lado. Si el veterinario no está donde ellos buscan… cogerán lo que encuentren.
  • Aportar contenidos de valor, haciendo esta tarea compatible con el compromiso ético y profesional, como ya se indicó en el I Congreso de Redes Sociales para el Sector Salud. Los clientes van a buscar información en Internet, que encuentren la correcta o un disparate puede ser nuestra responsabilidad. Lo que podemos hacer es prescribir sitios sobre fuentes fiables de salud para mascotas. De calidad y prestigio reconocidos. Los Colegios o quien corresponda podría trabajar en la línea del Código WIS (Web de Interés Sanitario) o sellos que los colegios como el de Web Médica Acreditada que otorga el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona.

La utilización de las tecnologías no debe ser contraria a la deontología veterinaria (que debe estar por encima de todo), sino que deben establecer unas condiciones para que el propietario o el ganadero se sienta todavía mejor atendido por el veterinario.

4 Respuestas a “Consultas por la web prohibidas ¿no estaremos poniendo puertas al campo?

  1. Un gran resumen y un buen análisis. La innovación tiene que llegar para quedarse en el mundo veterinario. La profesionalidad que caracteriza la prestación d servicio veterinario debe ser complementado con soluciones que nuestros propios clientes necesitan y piden. Promocionemos la innovación sin intrusismo profesional y crearemos tecnología que nos diferenciará y nos hará más competitivos!

  2. Gracias por tu aportación Javier. No nos cansemos de insistir, las nuevas tecnología no son ni competencia ni amenaza, sino oportunidades y aliados que nos deben ayudar a re-inventar nuestro negocio.

  3. Veo que estamos alineados en este tema. Hay que ver oportunidades en las TICs y superar los inconvenientes que todas las novedades traen en el bolsillo de atrás. El inmovilismo, las prohibiciones y mirar para otro lado no son la solución y por tanto las entidades deberían de tomarse estos avances como un reto cuya superación nos deje en una posición más ventajosa.

  4. Yo no estoy de cauerdo en diagnosticar, y en prescribir via internet. Pero es imposible decir que no a una consulta concreta. Ejemplo, perro de 8 meses con diagnostico de Displasia y le proponen como unica solucion, una triple osteotomia, y quieren otra opinion, delante de una buena anamnesis, de unas radiografias, e incluso de un video del animal andando, tu comoespecialista puedes dar tu opinion, e incluso proponerle otras tecnicas. Es mi opinion,El consejo,mas le valdria preocuparse mas del IVA y de las condiciones laborales y sociales del Veterinario, digo yo.
    Alexandre Tarrago veterinario col 517 Barcelona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s