Archivo de la etiqueta: Twitter

Twitter, una fuente de información que se puede explotar en veterinaria

Rabia

El pasado día 12 de junio tuvo lugar el “twitterevento” veterinario con el hashstag “rabiaenespaña”. Me disponía a hacer un análisis cuantitativo a la manera tradicional:  700 tuits,  porcentaje de tuits enviados vía web, iphone, android… hahstags más empleados junto con el del evento, etc., cuando advertí la gran cantidad de información que habíamos sido capaces de generar y recopilar en tan solo un día. Dicho de otra manera, si alguien quisiera hacer un trabajo sobre el estado actual de este acontecimiento tendría que trabajar alguna que otra jornada para conseguir tanta información como la que los tuiteros fueron capaces de generar en unas horas. Un auténtico trabajo colaborativo de, como se dice ahora, curación de contenidos.

Así, recopilando los tuits (con hootsuite por ejemplo) podemos tomar el pulso a la situación y a las opiniones que se generaron. En el caso que la rabia lo que preocupaba a los tuiteros eran asuntos como:

  • La calidad de los controles fronterizos y los controles serológicos que habría que realizar para que fueran eficaces.
  • La frecuencia y pautas de primovacunación y vacunación.
  • El “desmadre” (cito textualmente) de la política sanitaria autonómica al respecto y los problemas que puede generar. Se compartió la legislación de las distintas CC.AA. para configurar un mapa de normativa vacunal y muchos tuits exigieron una política lógica de vacunación para las mascotas.
  • El eco de la prensa internacional sobre el tema, ya que es el primer caso desde 1978 (aunque el Telegraph publicó 1975).
  • La discusión sobre los niveles de anticuerpos y la duración efectiva de la vacuna.
  • La necesidad de introducir a los gatos y hurones en la “ecuación vacunal.
  • Las medidas de urgencia que se iban tomando, por ejemplo en Cataluña, frente al brote.
  • Se informaba a los usuarios de las normas para viajar con mascotas.
  • Muchos tuits ilustraban sobre aspectos fisiopatológicos y epidemiológicos de la enfermedad: especies a las que afecta, números de casos letales anuales, fases de la rabia…

Además los numerosos enlaces que se compartieron facilitaban abundante información que permitió configurar un completo dossier (contabilicé 65 enlaces con información interesante). Algunos de los enlaces más relevantes fueron:

Y así 60 enlaces más con mapas de vacunación en España, noticias de actualidad, revisiones, artículos técnicos, normativas…

La conclusión es que Twitter puede considerarse como una valiosa fuente de información, una fuente explosiva que en solo unas horas facilita un número importante de opiniones y enlaces. Basta recopilarlos para poder elaborar un dossier muy actualizado sobre el tema con un esfuerzo considerablemente menor que si hay que comenzar desde cero.

Cuando tengamos necesidad de recopilar información sobre un tema de actualidad podemos provocar una acción en la red. Es rápido y eficaz.

#DíaPerroSinRaza, una excelente iniciativa integradora

Captura de pantalla 2013-05-30 a las 07.11.37

La portada del evento en la web de 20 minutos

El pasado día 28 el medio 20 minutos puso en marcha una iniciativa para ayudar a la adopción de 52 perros sin raza, uno por cada provincia española. El equipo multimedia ha realizado un estupendo trabajo, muy visual: en un mapa de España se puede seleccionar cada provincia para conocer el perro que espera un hogar.

La iniciativa fue toda completa campaña que en mi opinión estaba muy bien orquestada y bien puede servir de ejemplo para medios y marcas. Revisemos algunas de las claves para que este evento haya resultado un éxito:

  • El concepto está muy bien elegido: “Día del perro sin raza”. Celebrar el “día de…” sigue siendo atractivo y da un carácter de premura que añade interés. “Es hoy o nunca”.
  • Una identidad gráfica cuidada, personal, llamativa, amable y moderna. De esas que conectan con la gente.
  • Un excelente empleo del marketing de contenidos. Se nota que se trata de un medio de comunicación. Los redactores y reporteros prepararon una serie de artículos y contenidos incluyendo un magnífico manifiesto del perro sin raza.
  • Kit para descargar el icono identificativo y poder compartir. La participación así se facilita mucho.
  • Una buena preparación. En la víspera se desarrolló un encuentro digital con la participación de Carlos Rodríguez, uno de los veterinarios más mediáticos, quien visitó la redacción del medio y atendió las dudas de los usuarios.
  • Apoyo de personajes famosos en la causa, mostrando sus mascotas en la página web.
  • Se fomentó la participación de los propietarios, sobre todo de perros mestizos, quienes pudieron subir sus fotos y firmar la iniciativa.
  • Seguimiento del evento por las redes sociales, actualizando la información sobre las firmas conseguidas (en el momento de escribir este post pasan de 7000).

Muchas clínicas, marcas y asociaciones han compartido el evento y el manifiesto en otras redes sociales como Twitter y Facebook.

Captura de pantalla 2013-05-29 a las 21.55.38

Gracias al kit de iconos, los veterinarios pudieron compartir fácilmente el contenido en sus reds sociales.

Captura de pantalla 2013-05-30 a las 07.07.02

Tras la celebración del evento, queda cierta actividad en Twitter que sin duda recogerá más firmas y aportará más visitas al especial.

Podemos sacar algunas conclusiones

  • Un tema de interés, bien elegido y preparado, es capaz de integrar a veterinarios, propietarios y marcas para concentrar sus esfuerzos en un objetivo. En este caso la concienciación de la ciudadanía.
  • Las redes sociales incrementan la repercusión de los medios de comunicación. Twitter es fundamental para la difusión de esta acción por su inmediatez. Posiblemente Facebook haya realizado también un buen papel.
  • La selección del hashtag es primordial. En este caso hay que vigilar dos versiones #DíaPerroSinRaza y #DíaPerrosSinRaza pues los usuarios emplearon los dos, aunque el primero de ellos (el “auténtico”) fue el más utilizado.
Captura de pantalla 2013-05-30 a las 07.08.38

Los hashtag más utilizados junto con el hashtag del evento.

Hay que terminar este post como se merece, felicitando a 20 minutos por su iniciativa y a todos los participantes por su apoyo.

Dejo alguno tuits como testimonio y una gráfica que representa los dispositivos utilizados para enviar los tuits. La plataforma Android fue protagonista:

Captura de pantalla 2013-05-30 a las 06.49.20

Captura de pantalla 2013-05-30 a las 07.06.31

Luces y sombras del “twitterevento” veterinario #perrosymosquitos

Una vez pasada la resaca del twitterevento #perros y mosquitos cuyos datos han sido ya expuestos en este blog y también por otros compañeros que se han hecho eco del Uso de Twitter como canal de comunicación podemos pasar ya a reflexionar sobre lo que ha supuesto esta experiencia.

Lo más positivo del evento 

  • Hemos mostrado capacidad para unir esfuerzos para realizar una tarea común en las redes, un territorio donde todavía no existen expertos.
  • Algunos compañeros han podidos aprovechar la ocasión para comenzar a desenvolverse en Twitter y comprobar  las  posibilidades de esta herramienta.
  • En un día hemos recopilado una gran cantidad de material sobre un tema concreto. Material que bien puede interesar a muchos de los clientes de la clínica.
Gráfica de los enlaces para perros y mosquitos

Este gráfico muestra los clic que se realizaron en los enlaces que se compartieron (los más populares). Tenemos al alcance mucho material para poder emplearlo en charlas, páginas web de la clínica o en las páginas de Facebook de las clínicas. Hay que aprovechar el esfuerzo realizado.

  • Se consiguió un buen alcance y más teniendo en cuenta que muchos de los participantes no tenemos un número elevado de seguidores.

Las sombras de #perrosymosquitos

Ser realistas es uno de los requisitos para alcanzar el éxito en un proyecto. Y la realidad a la que nos tenemos que enfrentar en esta ocasión es que  se trató de un evento “demasiado veterinario”. Es decir, que no hubo participación del público al que iban dirigidos nuestros mensajes: los propietarios de los perros. No hubo consultas ni retuits de propietarios (lo que no quiere decir que no les llegara la información). A partir de aquí:

  • Podemos considerar que Twitter no sirve para sensibilizar e informar  a los propietarios. Eso no quiere decir que no se pueda emplear para otros menesteres en la clinica, como por ejemplo en la atención al cliente (lo hacen desde grandes compañías hasta taxistas autónomos).
  • Se pueden realizar nuevas experiencias. A Twitter le queda mucho camino y es posible que el público acceda cada vez más a esta red para conseguir información.  Cuando esto suceda es mejor que nos “pille” entrenados. Algunos compañeros ya ha lanzado propuestas.
  • Tenemos que pensar en afinar la estrategia: involucrar a las marcas, que han estado poco participativas a pesar de que algunas cuentan con bastantes seguidores y, sobre todo, a las asociaciones, medios de comunicación especializados, etc. que tienen presencia en Twitter. Necesitamos avisarles de una manera personalizada para hacerlos partícipes de estos eventos de comunicación.
  • Hay que volcar esfuerzos en que la acción se difunda en los medios, en el mismo día o posteriormente. Uno de los objetivos es incrementar la notoriedad de la profesión veterinaria. @AJoaquinV estuvo en ello, es cuestión de insistir.
  • Si las páginas de Facebook (donde los propietarios son más activos) incorporan Twitter es más fácil que los mensajes lleguen al público. No hay que despreciar ningún canal.
  • Es posible ampliar la utilización de Twitter con el objetivo de realizar eventos exclusivamente veterinarios (donde seamos los emisores y los receptores) para intercambiar pareceres sobre temas de interés con colegas que pueden estar a cientos de kilómetros. Un buen ejemplo de este uso de la red es #MarketerosNocturnos que todas las noches debaten sobre un tema de marketing que previamente han votado entre una selección de tres o cuatro. Son debates que en ocasiones enriquecen mucho a los participantes.

Para terminar me permito publicar algunos de los tweets que nos dan una idea de los contenidos que se compartieron.  ¿Preparados para el siguiente twitterevento veterinario?

Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.35.51 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.36.08 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.36.18 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.36.28 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.40.37 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.40.57 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.41.09 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.41.38 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.41.54 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.42.51 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.43.56 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.44.40 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.45.29 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.45.56 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.46.15 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.46.32 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.47.47 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.48.07 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.48.30 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.49.25 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.50.09 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.50.31 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.52.52 Captura de pantalla 2013-04-29 a las 21.53.05

Los datos del “twitterevento” veterinario #perrosymosquitos

El pasado miércoles 24 de abril tuvo lugar el primer “twitterevento” veterinario. Varios colegas nos organizamos para tuitear durante ese día acerca de un tema concreto: los mosquitos y las enfermedades que transmiten: leishmania y filaria. El hashstag utilizado para la ocasión fue #perrosymosquitos.

El objetivo de la acción era tener presencia, ejercer influencia y sensibilizar sobre el tema, pero también aprender a manejarnos en la red como un colectivo.

Ahora toca hacer balance, analizar lo que durante ese dìa ocurrió en Twitter, posiblemente el día más veterinario que ha visto esta red de microbloggin en nuestro país.

En este post vamos a revisar los datos que se obtuvieron y en próximas intervenciones sacaremos conclusiones y haremos un análisis cualitativo. Como oí decir a un profesor de marketing: “En dios creo, los demás dadme datos”. Así que comencemos con esos fríos pero necesarios datos.

El día eventos y mosquitos

La aplicación Tweet-tag nos proporciona las siguientes cifras: 114 participantes y casi 1.000 tweets que alcanzaron a una eventual audiencia de más de 43.000 usuarios de Twitter a los que se sirvieron casi 300.000 impresiones.

De los casi 1.000 tweets que se difundieron, 383 fueron tweets originales (parte azul clara de la banda), 67 fueron menciones y hubo 539 retweets (la parte de azul oscuro de la banda del gráfico).

En el gráfico inferior se aprecia que antes de mediodía fue el momento de más actividad. Aunque los participantes fueron interveniendo hasta bien entrada la noche.

participantes en el twitter evento #perrosymosquitos

Tweet archivist nos muestra en un gráfico los participantes más prolíficos. El número de tweets varía porque este programa analiza los días anteriores. El hahstag se empleó en alguna ocasión y por eso la cifra de tweets asciende.

procedencia de los tweets

Los tuits fueron lanzados desde la aplicación web y desde la aplicación Twitter para iphone. También los usuarios emplearon iPads. Es curioso ver que se lanzaron el triple de tweets desde la plataforma iPhone que desde Android.

Estos datos nos van dando una idea del curso de nuestro twitterevento. Para completar el análisis de los datos colocaremos la nube de hahstag que se emplearon junto con #perrosymosquitos. Esto nos aporta una visión del territorio de conceptos que se trataron en la acción. Ya vemos la enfermedad que fue protagonista con mucha diferencia.

hahstag

¿Son estas cifras suficientes? ¿Lo podemos considerar un éxito o un fracaso?Difícil de responder porque no tenemos referencias de nuestro sector. Es lo que tiene ser pioneros.

Por si sirve de algo os contaré que los días 24 y 25 asistí al congreso de marketing digital Omexpo (Más de 10.000 participantes del “oficio digital” y una empresa dedicada a tuitear el evento junto con varios medios de comunicación especializados). Los datos aportados de este evento han sido los siguientes:

2.049 tuits, 964 participantes y 5.714.214 impactos generados

Parece que en proporción fuimos bastante activos ¿no? Ahora toca hacer un análisis más cualitativo para sacar el máximo provecho de esta experiencia.

Únete al Twitterevento veterinario con el hashtag #perrosymosquitos. 24 de abril.

544927_4831383338012_19470254_n

A partir del día 24 de abril este hashtag sugerido por un colega veterinario en Facebook puede ser el que se utilice en la red para hablar de este tema.

El post de hoy es un llamamiento a la acción que se va a desarrollar en Twitter el próximo 24 de abril (para empezar). La misión es postear en Twitter durante ese día al menos con el tema de perros, mosquitos y las enfermedades que trasmiten. El objetivo es la sensibilización sobre este problema y la potenciación, entre todos, de la marca y presencia “veterinaria” en las redes sociales. El hashtag que uitlizaremos será #perrosymosquitos.

Todo esto nació a raíz de unas conversaciones en el grupo “Soy Veterinario” de Facebook. La idea tomó forma y se ha convertido en este pequeño proyecto.

No sabemos si lograremos un Trending Topic #TT pero esperamos que tenga una buena aceptación entre los usuarios que sean propietarios de mascotas y #perrosymosquitos sea utilizado para poder conversar sobre el tema y difundir contenidos relevantes de la forma más amplia posible. Si utilizamos la herramienta correctamente podremos llegar muchos usuarios para captar su interés, informarles y llegar a su parte más emocional. Tenemos un buen producto: la salud de las mascotas.

Para conseguir el mayor éxito posible:

  • Informa a otros colegas para crear una masa de tuiteros lo más grande posible. 
  • El día 24 tuitearemos sobre el tema con el hashtag #perrosymosquitos. Se trata de lanzar varios mensajes ese día con enlaces, consejos, etc. No se trata de ser un spammer y repetir el mismo mensaje sino compartir contenidos variados para enriquecer la conversación y darle más valor. Los contenidos de otros compañeros que nos parezcan interesantes se pueden retuitear o marcar como favoritos (o ambas cosas).
  • Unos post conviene que vayan con enlaces de artículos que aporten información valiosa a los propietarios (nos convertimos en prescriptores de información, que tal y como está internet no es lo de menos). Para acortar los enlaces podemos utilizar http://hootsuite.com/dashboard https://bitly.com/
  • Otros post pueden ser consejos sin enlaces o datos curiosos: “Sabías que un flebotomo puede recorrer 2 km en un día”, las zonas a evitar, cómo prevenir, etc.
  • Además, quizá algún propietario pregunte alguna duda, o sugiera algo con el mismo hashtag. Cualquiera le podrá contestar.
  • Nos dirigimos a la sociedad. En principio hay que tener cuidado con la información demasiado especializada o de alto nivel técnico.
  • Como todo el día no podemos estar tuiteando hay que pensar en utilizar alguna herramienta que permita dejar programados los tuits (Hootsuite por ejemplo). Y cuando sea posible unirse a la conversación. Con esta herramienta o con el mismo Twitter (en la casilla de búsquedas) se puede seguir el hashtag para no perderse nada.
  • Es aconsejable que preparemos con tiempo los post que vamos a poner con las fotos, links con vídeos de youtube o vimeo, links a artículos de divulgación contrastados sobre el tema, etc. que pensemos utilizar.

Estaremos expectantes al desarrollo de la experiencia y mediremos la difusión. ¿Te apuntas?

Twitter para veterinarios I: principios básicos

Abstenerse los iniciados en el arte de los 140 caracteres porque este post está dirigido a aquellos que hayan abierto recientemente una cuenta de Twitter y necesiten aclarar algunos conceptos e ideas para comenzar a tuitear con más confianza. En próximos post profundizaremos en cada aspecto para poder utilizar Twitter de una forma profesional y sacarle el máximo partido para nuestra clínica o nuestra marca.

Twitter más que una red social es una plataforma de microblogging cuya principal característica es que limita las intervenciones de los usuarios a 140 caracteres. Por tanto no queda más remedio que sintetizar al máximo lo que se quiere decir.

Crear la cuenta. Una cuestión de 3 minutos.

Para crear una cuenta hay que acceder a https://twitter.com/twitter_es  y hacer click en “registrarse”. A partir de aquí solo hay que seguir las instrucciones.

Captura de pantalla 2013-03-18 a las 22.14.52

Twitter propone ponerse en contacto inmediatamente con otros usuarios. Lo hace en dos etapas, la primera sugiriendo categorías y la segunda sugiriendo que busquemos contactos, de correo por ejemplo. Podemos obviarlas o comenzar a seguir a usuarios propuestos (generalmente celebridades) o que conozcamos.

Tras confirmar mediante el correo electrónico, haciendo clic en el vínculo que nos envía Twitter, ya podemos empezar a usar la plataforma. La próxima vez que nos queramos conectar a Twitter utilizaremos el correo y contraseñac (es aconsejable cerrar la sesión cada vez que acabemos de utilizarlo, para evitar posibles problemas incluidos los hackeos).

El interface de Twitter

tweeter blog.001

La zona de los tweets. Es la ventana central de Twitter. Allí aparecen tus tweets y los de las personas a las que sigues. También se denomina timeline (línea temporal, donde se coloca más arriba el tuit más reciente).

tweeter 3.002

Podemos publicar un tweet mediante la zona de la izquierda donde pone “Publicar un nuevo tweet” o mediante el cuadrito azul de arriba a la derecha en el menú.

Para acceder a las funciones más importantes de la plataforma existe un menú superior bastante intuitivo.

  • Inicio: presenta nuestro timeline, donde vemos los tweets de todos los usuarios a los que seguimos.
  • @conecta: nos presenta todas las interacciones que hemos tenido y las menciones (cuando nos nombran en la plataforma).
  • Descubre: como siempre ocurre en internet, las aplicaciones nos tienen “bien calados”. De esta forma nos proponen a quien seguir teniendo en cuenta nuestras interacciones y las afinidades que mostramos con nuestro comportamiento.
  • Cuenta: nos permite ver los mensajes que hemos enviado. También accedemos a esta pantalla al pinchar sobre nuestro nombre. Allí podemos editar nuestro perfil para, por ejemplo, cambiar el “huevo” que nos identifica por defecto por una foto.
  • Cuadro de búsquedas para poder buscar usuarios, palabras clave o hahstags principalmente.
  • Símbolo de rueda dentada para acceder a las funcionalidades: mensajes directos, listas, configuración y cerrar sesión principalmente. Las listas son muy interesantes pero merecen un capítulo aparte.

Antes de comenzar a tuitear hay que manejar
la jerga del pajarito

  • @: precede al nombre de usuario y se utiliza para mencionar a alguien, @usuariovet (máximo 15 caracteres).
  • RT: son las siglas de retuit. Puedo reenviar (retuitear) el mensaje de un usuario desde mi timeline simplemente pasando el cursor del ratón por encima del tuit. Aparece un menú en la parte inferior y allí está “Retwittear”. El tweet retuiteado se identifica con un triángulo verde en su parte superior derecha. Un tuit retuiteado por un usuario se identifica mediante una frase inferior: “Retwitteado por (nombre del usuario)”.
  • Favoritos. Se puede marcar un tweet como favorito (en el mismo menú que hemos citado para retwittear. Así podremos consultarlo más tarde. A veces se marca de esta manera como cortesía con el que lo ha enviado, como una forma de mostrar apoyo.
  • @usuariovet al principio del tuit: este tuit lo leerá el destinatario y los contactos comunes que tengamos con él. Para deshacer este efecto hay que colocar cualquier símbolo antes de la @, un punto o comillas sirve. Así lo podrán ver todos nuestros seguidores. Aunque si queremos limitar la audiencia de una conversación  se puede utilizar.
  • DM. Direct Message. Son mensajes privados entre dos usuarios. Se pueden realizar accediendo al menú de funciones el engranaje o simplemente escribiendo D o DM delante del usuario. D @usuariovet o DM @usuariovet. El cuadrito “Twittear” cambia a “Enviar mensaje”. Esto solo es posible si los interlocutores se siguen mutuamente.
  • TT. Siglas de Trending Topic. Los temas del momento. Aparecen en la columna de la izquierda bajo el epígrafe tendencias. Podemos cambiarlas para delimitarlas geográficamente, incluso a nivel de ciudad en algunos casos.
  • FF. Siglas de Follow Friday. A un usuario (Micah) se le ocurrió emplear estas siglas con la almohadilla (#FF) para sugerir usuarios a los que seguir por ser relevantes. El ejemplo ha cundido y hoy los viernes muchos tuiteros lo emplean para aconsejar a sus seguidores a quien seguir. Se ha convertido en una cortesía o reconocimiento.
  • CC. Abreviaturas de “con copia” – CC @usuariovet. Cuando queremos asegurarnos que estos usuarios vean el tuit.
Captura de pantalla 2013-03-18 a las 23.29.05

Anatomía de un post. Al pasar por encima de él con el curso aparece el menú inferior para poder visualizar imágenes si van adjuntas, responder al post entablando una conversación, retuitear, marcar como favorito o realizar funciones avanzadas como enviar el tweet por correo electrónico o copiar un código para adjuntarlo a una página web.

Los hashtags o etiquetas de Twitter

Literalmente almohadilla-etiqueta. Facilita el seguimiento de tuits sobre un tema concreto. Simplemente se etiquetan de esta manera #temaconcreto para poder buscar y organizar los tuits.

Cualquier usuario puede crear un hashtag. Que tenga éxito o no depende de su difusión y del interés del tema. Lo ideal es que sean concretos y diferenciadores. Si son muy genéricos no cumplen bien su función. Un hashtag como #veterinaria, siendo bastante representativo, es más inespecífico que #perrosymosquitos.

Observa que estas etiquetas no pueden contener espacios ni signos como guiones. Preferiblemente deben ser cortos para que no “roben” caracteres. No distinguen entre mayúsculas y minúsculas ni tienen en cuenta las tildes, aunque se pueden emplear para mejorar la legibilidad ej. #DíaVeterinario.

En ocasiones se emplean hashtag como recurso enfático o estilístico, sin intención de que sean buscados. Suelen ser del tipo #teníaquedecirlo, #inspiración, etc. que se emplean para dar valor expresivo al mensaje.

Si no sigues a nadie, Twitter se convierte en un monólogo

Twitter está plagado de usuarios que comparten información y contenidos con gran generosidad o incluso te hacen pasar buenos ratos. En veterinaria la actividad la generan principalmente: veterinarios, marcas veterinarias, usuarios creados por las marcas a manera de personajes, centros de investigación, facultades, colegios veterinarios, asociaciones, publicaciones veterinarias y además protectoras, páginas de divulgación sobre mascotas, criadores, etc. Y, por supuesto, potenciales clientes.

Se puede utilizar el buscador para encontrar palabras clave, utilizar hashtag del tipo #veterinaria, #filaria o cualquier término que se nos ocurra. Twitter nos devolverá usuarios y contenidos. Para explorar si un usuario es interesante y merece la pena seguirlo podemos hacer click sobre su nombre para ver un resumen de su perfil.

Perfil usuario twitter.003

Cuando hacemos click sobre el nombre del usuario accedemos a mucha información. Si alguien nos parede interesante seguramente seguirá también a usuarios que puedan interesarnos. Quiero hacer notar que Forges no ha tenido necesidad de poner nada en su biografía, pero esto solo se lo pueden permitir las estrellas. Tenemos 160 caracteres para aprovechar y contar quiénes somos y cuando menos recomiendo colocar el enlace a la página web de nuestro centro veterinario

Y ahora, a comenzar a tuitear

Twitter se emplea generalmente para sintetizar un mensaje que aporte valor a los usuarios, mantener una conversación, generalmente pública, intercambiando puntos de vista para enriquecer a otros tuiteros o compartir información mediante enlaces. No es un lugar apropiado para decir “me estoy comiendo un bocadillo de jamón” ni mensajes por el estilo.

Y todo en 140 caracteres. La concisión es muy necesaria. Una estructura de un tuit podría ser:

“Estoy escribiendo con @miamigovet sobre tumores en #hurones http://bit.ly/ZEsiN #cancer #oncología

Un tuit de 103 caractees con tres hashtag (no se recomienda poner más de tres por legibilidad), una mención a un usuario y un enlace a un artículo, post en facebook, vídeo u otro tipo de contenido relevante.

Es aconsejable no sobrepasar los 120 caracteres aproximadamente para poder dejar sitio para que nos retuiteen. Así aprovechamos la gran potencia de Twitter para alcanzar a más usuarios y extender un mensaje. Así yo podría retuitear con algo así sin pasarme de caracteres:

RT @usuario “Estoy escribiendo con @miamigovet sobre tumores en #hurones http://bit.ly/ZEsiN #cancer #oncología

Aunque si no me cabe lo que quiero retuitear o añadir se suele poner PRT (parcial retuit) para avisar de que no hemos respetado el tuit original al completo.

Para evitar excederse en el número de caracteres emplearemos acortadores de URL (direcciones web). El que empleo es una muy popular: https://bitly.com/ que además recoge estadísticas del tráfico que ha originado el enlace.

Hootsuite, http://hootsuite.com/es una plataforma para gestionar las redes sociales que también tiene su acortador de URL. Este programa es muy interesante ya que permite programar las intervenciones mediante un sencillo calendario y reloj. Tiene versión gratuita y con él podemos gestionar varias redes sociales y perfiles. Pero explorarlo ya será tema de otro post.

Lo importante es trastear y no agobiarse con estas plataformas, requieren su entrenamiento.

La conversión de los veterinarios a los medios sociales

Hoy no voy a escribir, al menos no en mi nombre. A cambio publico la traducción de un artículo de la página del Dr. Pownall que me ha parecido que aporta una visión muy realista y valiosa sobre la incorporación de las redes sociales a la práctica veterinaria. El enlace del original para los que lo quieran leer de la fuente y evitar mis (seguros) errores en la traducción: http://bit.ly/M1TrWL

Conversión de los veterinarios a Social Media

˝La medicina veterinaria se encuentra en una encrucijada: o bien nos adaptamos a las tecnologías del nuevo orden económico o morimos de muerte lenta, sin poder echar la culpa a nadie. Una dura realidad que se hace evidente cuando nos encontramos frente un veterinario que se cierra en banda a la incorporación de los medios sociales.

Soy testigo de la frustración de los jóvenes veterinarios cuando realizo presentaciones que destacan los beneficios de la difusión y comercialización online de los servicios veterinarios. Los veterinarios más jóvenes asienten con la cabeza, emocionados al pensar en crear una página profesional en Facebook. Pero enseguida les viene a la cabeza el dueño de la clínica y su encogimiento de hombros ante la propuesta. Sospechan que el propietario y los veterinarios más mayores, con experiencia, no quieren tener nada que ver con los modernos medios de comunicación social.

¿Cómo pueden convencer y hacer entender a sus jefes y mentores que el marketing digital es tan esencial en su clínica veterinaria como el estetoscopio? Uno sirve para escuchar el corazón del paciente y el otro ayuda a  asegurar la viabilidad de la práctica veterinaria.

La respuesta fácil sería decirles que el mundo es un lugar diferente: acéptalo. También podrían explicarles que en el futuro estas plataformas de comunicación se multiplicarán y estarán en constante cambio… Estas tácticas basadas en meterles el miedo de quedarse obsoletos pueden funcionar en algunas ocasiones, pero no bastán para convencer a la gran mayoría.

Según mi experiencia se pueden emplear tres tácticas cuando se trata de convencer a un veterinario que se resiste a utilizar los medios de comunicación social.

1. Probarle que funcionan.

Los veterinarios son personas prudentes, en general, y es poco probable que sean   pioneros en abordar una situación desconocida, pero cuando saben que el éxito es probable y existe poco riesgo, pueden ser los mayores defensores de un nuevo procedimiento o tratamiento. Esto sucede continuamente con las nuevas habilidades que aprendemos. Las cuestionamos hasta que un cliente se muestra encantado con  el buen resultado obtenido. La próxima vez que nos enfrentamos a un caso similar podemos estar seguros de que la nueva técnica será una de las primeras soluciones en que pensemos.

Podemos compartir con los escépticos algunos éxitos que hemos tenido con los medios sociales:

Antes de 2010, nuestros ingresos se encontraban estancados o disminuyendo a medida que la recesión avanzaba. Desde ese año, a pesar de la recesión, hemos aumentado los ingresos en las clínicas que han participado en medios de comunicación social.

En el 2010 teníamos 5 clínicas equinas y en tres de ellas se trabajó la comunicaicón a través de Facebook, Twitter y YouTube. Crecieron. Las otras dos vieron disminuir los ingresos en ese año. En el 2011 tuvimos que cerrar una de ellas por razones que no tienen relación con lo que estamos tratando. En ese año las tres que estaban presentes en medios sociales volvieron a tener un incremento en sus ingresos. La clínica que aún no estaba en los medios sociales seguía sin crecer en facturación. ¿Adivina qué hicimos? Comenzamos una campaña en medios sociales para esta clínica en diciembre de 2011.

Formo parte de un grupo de benchmarking equino que compara datos de las clínicas más importantes de forma anónima. En McKee-Pownall hubo un número significativamente mayor de nuevos clientes que en el resto de las clínicas comparadas en 2011.

En Ontario, durante 2011 hubo una reducción de aproximadamente el 10% de nuevos clientes en las clínicas de pequeños animales. Aunque no tengo datos para las clínicas equinas, puedo suponer que los resultados fueron similares o peores. Lo único que estamos haciendo de manera diferente a los demás desde hace dos años es estar presentes en los medios de comunicación social.

En junio de 2011 elaboramos un informe con las llamadas recibidas en las cuatro clínicas de equinos: 3000 llamadas. Si comparamos esta cifra con el número de personas que visitaron nuestra página web o vieron una de nuestras publicaciones en Facebook:  ¡36.000! Sin contar los visionados en nuestro canal de YouTube o las interacciones en Twitter. Esto nos muestra que la clínica es conocida online por más clientes que mediante las interacciones personales. Los medios sociales funcionan aumentando las ventas y atrayendo nuevos clientes. Es tan simple como eso.

2. Que sea fácil para ellos

Como a la mayoría de la gente, a los veterinarios no les gusta hacer las cosas que los hacen parecer estúpidos. Algunos pueden sentirse en los medios sociales como en una fiesta a la que no han sido invitados. Todos los que están allí son gente cool que se dedica a hacer cosas cool. ¿Quién quiere entrar en una fiesta sin ser invitado?

Siguiendo con esta analogía, si me encuentro en el exterior observando el interior, me encantaría ser invitado a ir a esa fiesta con alguien que conozca al resto de invitados, me presente y me diga qué y a quiénes tengo que conocer. Podría ser el veterinario joven o lanzados el que enseñara al veterinario escéptico lo que debe saber acerca de Facebook o YouTube. Una vez en “la fiesta del Social Media” incluso encontrarán gente conocida con la que quieran interactuar.

3. Apela a las emociones

A la gente le gusta sentirse apreciada. La adulación puede abrir muchas puertas. Las personas también tienen un espíritu competitivo y los veterinarios no son una excepción. Si hoy es veterinario posiblemente tuvo que competir con otros estudiantes que pretendían entrar en la Facultad. Si la clínica tiene una página en Facebook y alguien publica un elogio, el escéptico se convierte. Si observa que los medios de comunicación social ofrecen la oportunidad de ser bien valorado, la resistencia disminuirá.

Para estimular el espíritu competitivo, hay que mostrar la página de Facebook o el canal de YouTube de una clínica de la competencia.

Las interacción on-line son omnipresentes. Los usuarios buscan continuamente en la web recomendaciones sobre productos y servicios. En otras palabras, nuestros clientes actuales y potenciales buscan soluciones online. La voz de su clínica veterinaria debe ser parte de la conversación. Si tú no está allí, puedes estar seguro de que alguien estará en tu lugar.

¿Qué significa esto para la persona que busca un nuevo veterinario o quiere dar rienda suelta tras tener una mala experiencia? Los medios sociales son la manera obvia de ser parte de la conversación. Mostrar al veterinario escéptico que funcionan, que es fácil de hacer, y que otros están teniendo éxito, a expensas de su negocio, debería bastarle para estar dispuesto a sumergirse en los medios sociales˝.

Me parece un testimonio y un análisis de una situación que no es poco freuente. ¿Encuentras mucha oposición para implantar los medios sociales en la clínica?